HomeActividadesAulas Abiertas e IPL Libertad organizaron el “Diálogo temático sobre el Informe País Cuba: los derechos de los jóvenes”
Captura de Pantalla 2020-08-28 a la(s) 13.10.17

Aulas Abiertas e IPL Libertad organizaron el “Diálogo temático sobre el Informe País Cuba: los derechos de los jóvenes”

El jueves 27 de agosto, Aulas Abiertas e IPL Libertad realizaron el “Diálogo temático sobre el Informe País Cuba: los derechos de los jóvenes”, evento virtual donde se realizó un análisis de la situación de los defensores de los derechos humanos y los activistas jóvenes, en el marco del informe recientemente publicado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La actividad moderada por Katherine Mojena, editora de Cuba te cuenta y colaboradora de CubaNet, contó con la participación de Stuardo Ralon, relator para Cuba de la CIDH. Además, con las exposiciones de Iván Torres, director ejecutivo de la Plataforma Social Juventud Activa Cuba Unida (Jacu) y de Amel Oliva, líder de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu).

Al iniciar el Diálogo, el relator para Cuba de la CIDH subrayó que la finalidad del Informe País Cuba es visibilizar la dramática violación sistemática de distintos derechos humanos en la isla. Destacó que en Cuba continúan ausentes los elementos esenciales de una democracia representativa; y que la determinación de un partido único afecta los derechos políticos de todos los ciudadanos. «En Cuba existen múltiples movimientos y organizaciones que sufrirían restricciones a sus derechos de reunión y de asociación con fines políticos», señaló. El relator, además, aseguró que la Comisión ha recibido información sobre tácticas represivas del Estado en perjuicio de todo individuo cuya labor sea identificada como una amenaza contra el actual sistema de gobierno».

La voz de los jóvenes cubanos fue escuchada

Por su parte, el panelista Iván Torres explicó que Cuba, como República Socialista, posee un sistema educativo que es controlado, dirigido y manipulado única y exclusivamente por el Estado; por lo que en la isla no existe ningún vestigio de enseñanza de tipo privada. “El aparato educacional del país es manejado por los principales órganos de control ideológico del Partido Comunista de Cuba (PCC) y la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC); la cruda realidad de un estudiante es obedecer lo que se ejecuta en su plan de estudio adoctrinante y cumplir con sus obligaciones de “buen alumno comunista”. El propio gobierno se ha encargado de hacer público que las escuelas, las calles, los sitios de encuentro, etc. son para “los revolucionarios”, expresó. Torres, además, contó que fue expulsado como profesor de enseñanza superior de la Universidad de Granma por motivos políticos. Afirmó que al regresar de una capacitación en el extranjero fue interrogado y procesado por una comisión disciplinaria que abogó por expulsarlo de su puesto como profesor universitario.

La modera del Diálogo, Katherine Mojena, añadió que durante muchos años el gobierno cubano se ha encargado de afirmar que el acceso universal y gratuito a la educación es uno de los logros de la Revolución Cubana reconocidos universalmente. Sin embargo, mencionó, que esta afirmación es falsa, por la sencilla razón de que nada que se entregue a condición, es gratuito. “En Cuba el acceso a la educación está condicionado por una ideología. De manera que, más que gratuita, es obligatoria; por cuanto el estudiante, desde niño, no tiene más alternativa que asistir a las escuelas del Estado, de un Estado totalitario que impone a los alumnos la política que le es afín”, expresó.

El panelista Amel Oliva afirmó que la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) es la unidad rectora de las políticas de la juventud que funge de intermediaria entre jóvenes y Estado, y que es por medio de esa organización política que únicamente se crean, aprueban y se llevan a cabo las iniciativas de participación juvenil. “En Cuba está totalmente prohibido crear nuevas organizaciones que vayan en contra de los intereses y expectativas de los gobernantes de la nación. Existen límites al derecho de participación dentro de la sociedad cubana”, enunció. Asimismo, agregó que en Cuba coexisten dos formas de participación: una oficial apoyada por todo el aparato del Estado; y otra paralela que no es reconocida por el Estado, y que promueve ideales de democracia, liderazgo juvenil, y el respeto a los derechos humanos.

Durante su participación, el joven Amel Oliva también compartió el caso de la joven activista Keilylli de la Mora Valle, quien se encuentra presa por su activismo en una situación de gravedad y urgencia, puesto que sus derechos a la vida e integridad personal están en grave riesgo; y saludó el otorgamiento de la CIDH de medidas cautelares de protección a favor de su caso. Asimismo, el panelista Oliva narró el caso del joven artista contestatario conocido como Maykel Osorbo, quien se cosió la boca, a modo de protesta contra la creciente represión que enfrenta en la isla.

“No contamos con un Ministerio de Juventud que defienda nuestros derechos y nos represente o algún órgano estatal no politizado”, agregó Mojena. Aseguró que en medio de la pandemia del COVID-19, el Gobierno no ha declarado de manera oficial el Estado de Emergencia, pero sí ha aprovechado para recrudecer de facto las ya existentes limitaciones a los derechos y libertades de los ciudadanos.

En referencia al tema del empleo juvenil, Mojena expresó que los jóvenes de quienes se considera que critican, aunque sea sutilmente, la situación del país se enfrentan un futuro de hostigamiento en el mercado laboral porque las autoridades utilizan su control en este como herramienta de represión. “Si quieres mantener un empleo, tienes que estar de acuerdo con todo lo que diga el gobierno; y una vez que te despiden de un empleo estatal por expresar una opinión crítica, resulta casi imposible encontrar otro empleo en el sector público”, aseveró.

Para cerrar el diálogo, Mojena afirmó que los activistas de la isla y el exilio ven con mucho agrado el aumento de la solidaridad y pronunciamiento de la CIDH sobre la situación y los derechos de la sociedad civil cubana. Además, pidió al relator para Cuba de la CIDH “no quitar los ojos sobre Cuba” porque la represión del Estado cubano se ha venido incrementando. También solicitó que pueda prestar especial atención a la situación de los jóvenes y a otros grupos vulnerables como los afrodescendientes, la comunidad LGTB, las mujeres, las personas con discapacidad, a través de sus respectivas relatorías. Además, expresó su deseo de que un futuro cercano, la CIDH pueda solicitar al gobierno cubano que, en sus informes anuales sobre derechos humanos en la región, se haga mención a las políticas públicas y su influencia en la juventud cubana.

El “Diálogo temático sobre el Informe País Cuba: los derechos de los jóvenes” se realizó a través de la plataforma Zoom, con una audiencia de jóvenes, activistas y público en general de distintas partes de América Latina, quienes realizaron preguntas y comentarios que fueron leídos en vivo. Aulas Abiertas lo trasmitió en vivo desde sus redes sociales.

Rate This Article

“Aulas Abiertas” es un programa de diálogo y capacitación que, desde el 2010, fortalece los principios de liderazgo democrático entre los activistas de la sociedad civil cubana.

aa.aulasabiertas@gmail.com

No Comments

Leave A Comment