HomeAulas AbiertasArtículoLa otra cara de la misma moneda
HAVANA-JUNE 21:Typical street scene with people and colorful buildings on June 21, 2013 in Havana.With over 2 million inhabitants Havana is the capital of Cuba and the largest city in the Caribbean; Shutterstock ID 143563039; PO: New Kids Website

La otra cara de la misma moneda

¿Somos iguales a los que hoy rigen las políticas en Cuba? Esa es la pregunta que a diario se hace este modesto autor. Hoy dentro de las filas de los que nos hacemos llamar oposición, disidencia o sociedad civil en Cuba; ¿somos realmente democráticos y de verdad respetamos el derecho ajeno a opinar lo que pensamos? ¿Contaremos con los que hoy dirigen el país para construir una nueva sociedad el día que se geste el cambio o solo seremos su espejo y los excluiremos de todos los espacios de decisión? Sin duda alguna creo que para muchos quizás esas sean interrogantes aún sin respuestas y a las que al menos este redactor les teme encontrar la verdad.

Pienso que hoy dentro de estas incontables filas, que cité anteriormente, hay personas que quizás han sufrido mucho más que este redactor, las opresiones arbitrarias del gobierno cubano, que quizás les lleve a emitir juicios más radicales somo muchas cuestiones, también hay que sumarle a estos, que con todo su derecho se proyectan hacia la defensa de lo que consideran bueno o malo, otro grupo que decidieron hacer suyos los sufrimientos ajenos y compartir sus puntos de vista, todo eso es permitido, cada quien tiene el derecho de pensar y decir sus ideas.

El problema real que aprecio es la negación de muchos de explotar todas las escasas vías gubernamentales que existen para las soluciones de sus dilemas, antes de internacionalizarlos. También considero que se debe asistir a cada espacio que se nos ofrece como plenos ciudadanos cubanos y allí emitir nuestros criterios y no esperar a salir de Cuba para hacerlo, confrontar cara a cara a las personas que como siervos repitentes se hacen eco de las políticas que dictan desde los grupos cubanos de poder. Considero que no debemos temerle a confrontar a de los Comité de Defensa Revolucionaria (CDR), al del Partido Comunista Cubano (PCC), incluso al de la inteligencia del G-2 y con mucha cordura y ecuanimidad explicarle nuestros puntos de vista y generar con ellos un debate franco y asentado sobre las bases del respeto mutuo y siendo nosotros los promotores de no incurrir en faltas de respeto, ni la utilización de palabras bruscas u obscenas.

Es hora de hacerles ver que somos tan o más patriotas, que nunca nos mostraremos sumisos a directrices externas ni imposiciones arbitrarias de ninguna nación, que solo lo único que queremos es construir con todas las manos, las nuestras y las suyas una nueva Cuba, donde todos y cada uno de los cubanos tengan voz y voto hasta en la más pequeña de las cuestiones y no se les critique por pensar de un modo o de otro, o decir esto o aquello, una Cuba donde simplemente todos seamos solo cubanos.

Si algún día logramos al menos que una gran mayoría piense de este modo, sencillamente creo que ese día se nos respetará más y todos aquellos que hoy se aferran al poder en Cuba se darán cuenta que compartir el poder no significa  su muerte o su exilio y entonces ese día dejaremos de ser la otra cara de la misma moneda.

Rate This Article

Joven miembro de la plataforma Juventud Activa Cuba Unida (JACU). Ha recibido formación en el extranjero sobre temas de Ecología en la República Checa en el 2015, en Trinidad y Tobago sobre Incidencia Política en el año 2016 y sobre Democracia en Estados Unidos en junio de 2017.

wuibercardentey@aulasabiertas.net

No Comments

Leave A Comment