HomeAulas AbiertasArtículoProtegiendo tu Privacidad: Redes Sociales

Protegiendo tu Privacidad: Redes Sociales

Las redes sociales son un excelente medio para comunicarte con amigos y familiares, mejoran sus funcionalidades mientras aumentan el número de usuarios activos. Incluso son consideradas por millones de personas como fuentes de noticias. Ver qué ha cambiado en tu muro apenas comienza el día o en cada momento libre te convierte en adicto. Pero ver satisfecha nuestras necesidades humanas comunicativas y expresivas puede conllevar a riesgos en el futuro.

Tu vida hoy, puede no parecerse mucho a la que vivas dentro de 10 años, y esa foto de una fiesta nocturna que publicaste ayer puede ser tomada en consideración por tu empleador en ese momento. Incluso si no la publicas tú, tus amigos pueden etiquetarte y mostrar la foto que no elegiste publicar pues no quedaste sonriendo. Tu pareja puede verte en la imagen de un brindis ocasional que realizaban tus amigos cuando pasabas y cuestionar por qué no aparecía junto a ti en esa foto. Ir dejando cada rastro de cuál ha sido tu centro de estudio o trabajo significa no acomodar a conveniencia esa hoja de trayectoria con tus mejores habilidades en el futuro.

Pueden sucederte miles de inconvenientes por no precaver, la inocencia e ingenuidad de cada momento limita el alcance de tu visión acerca de si será beneficioso en el futuro haber publicado ese post. Debes de considerar incluso la hostilidad del lugar donde vives. Afortunadamente siempre existen los extremos y muy paranoico es no crearte o eliminar tu cuenta de Facebook, muy perjudicial es volverte adicto y cumplir con el “¿qué estás pensando ahora?” de las redes sociales.

Primero, deberás de tomar conciencia y cambiar un poco tu mente:

  1. No publiques sin pensar primero la repercusión de lo que dirás, tampoco te limites a expresar tus ideas que hagan bien a los demás.
  2. No publiques tus estados de ánimos o experiencias negativas, si necesitas de un consejo busca alguien que te pueda echar una mano al hombro.
  3. Define mejor tu grupo de amigos, aceptar todas las solicitudes no es una buena práctica, puedes indicar tus familiares o mejores amigos.
  4. No mezcles el trabajo con tu vida social, aunque sea bien visto, crea un grupo de amigos de trabajo a los que dirigirás tus publicaciones en ese sentido.
  5. Ajusta mejor las Configuraciones de Privacidad, busca ayuda en los Conceptos Básicos de Privacidad de tu Red Social o en Internet.

Segundo, define mejor los ajustes de privacidad, algunas posibilidades en Facebook que debes conocer son:

En los Ajustes / Sección Configuración y herramientas de privacidad:

  1. ¿Quién puede ver mis cosas?: Cámbialo de público a Amigos por defecto. Evitarás la posibilidad de que un malintencionado tergiverse tu publicación.
  2. Revisa todas tus publicaciones y los contenidos en los que se te ha etiquetado: Activa el Registro de Actividad.
  3. ¿Quieres limitar el público de las publicaciones que has compartido con los amigos de tus amigos o que has hecho públicas? : Selecciona Amigos en limitar el público de publicaciones antiguas.

En la Sección: Configuración de biografía y etiquetado:

  1. Quién puede publicar en tu biografía: Cámbialo a Sólo yo.
  2. ¿Quieres revisar las publicaciones en las que tus amigos te etiquetan antes de que aparezcan en tu biografía?: Activado
  3. ¿Quién puede ver las publicaciones en las que te han etiquetado en tu biografía? : Solo yo
  4. ¿Quién puede ver lo que otros publican en tu biografía?: Sólo yo
  5. ¿Quieres revisar las etiquetas que otros añaden a tus publicaciones antes de que aparezcan en Facebook?: Activado
  6. Cuando se te etiqueta en una publicación ¿A quién quieres añadir al público que la ve, si aún no está incluido?: Sólo yo
  7. ¿Quién recibe sugerencias para etiquetarte en fotos en las que parece que estás presente?: Nadie

En la sección: Bloqueos

  1. Lista de personas con Acceso Restringido: Úsala para los amigos que trolean intencionalmente comentando en tus publicaciones cualquier incoherencia o para tus compañeros de trabajo si no quieres añadir un grupo de amigos de trabajo por separado con publicaciones específicas. Seguirán siendo tus amigos y podrán escribirte mensajes, pero no podrán interactuar con tus publicaciones.
  2. Bloquear usuarios: Solo utilízala para quien no desees durante tu interacción con Facebook, limita incluso la mensajería.
  3. Bloquear mensajes: Solo bloquea la mensajería, continuará viendo tus publicaciones.
  4. Bloquear invitaciones, aplicaciones, eventos y páginas: Utilízalo si te molestan las invitaciones a jugar, si no deseas que alguien detrás de una página interactúe con tu muro, o si no deseas que una aplicación específica obtenga más datos sobre ti.

Tu privacidad sí es importante

Tienes derecho a saber qué sucede con tus datos, es y será tema de actualidad mundial. La evolución en las capacidades de hardware y su procesamiento, el Internet de las cosas junto a una vida hiperconectada, el desarrollo de software específico cada vez más avanzado puede que no te preocupe hasta el momento en que te afecte que te etiquetaron automáticamente en la foto que no subiste tú y quedaste con muy mala cara en esa fiesta. Generalmente se piensa hasta entonces, yo no tengo nada que ocultar. Citan varios expertos en seguridad, y como la lógica indica: Cuando utilizas algo gratis el producto eres tú. Tus gustos, preferencias y pensamientos tienen valor. Utiliza los ajustes que los servicios te ofrecen para evitar lo indeseado, y sé consciente de que sus proveedores tienen acceso a tus contenidos más allá de esos ajustes al igual los terceros que funcionen junto a ellos. Nunca es tarde para comenzar a ocuparte de tu privacidad.

Rate This Article
Author

Estudiante de Ingeniería Informática en la Universidad de Camagüey, apasionado de la Ciencia y la Tecnología. Seguidor de la neutralidad de la red e Internet, promotor de las libertades y derechos humanos así como la libertad de expresión.

haniel@gmail.com

No Comments

Leave A Comment