HomeAulas AbiertasArtículoPatata en peligro de extinción

Patata en peligro de extinción

Muchos vegetales, frutos y tubérculos están siendo comercializados de diversas formas y modalidades en los mercados estatales, llegando esta oferta a los mercados particulares. Lo cierto es que esto ha traído como consecuencia un incremento en la elevación de los precios de estos productos, que al no haber un mercado mayorista para hacer los surtidos a precios bajos para que se puedan vender a un precio que esté al alcance del poder adquisitivo del cubano promedio.

 

De esta forma se sigue tipificando los delitos previstos y sancionados por el Código Penal (Ley 64 de 1987) vigente en la actualidad, de especulación y acaparamientos consistente. El primero, en vender productos con valores elevados por encima del valor promedio; y el segundo, en la monopolización de un producto impidiendo que los demás tenga acceso a el mismo, esto sucede cuando los mercados particulares le compran las mercancías a los mercados estatales y se venden a un precio mayor que el establecido y como son los únicos que tiene ese producto hay que comprarlos a ese precio.

 

Otra variante que es real es la intercepción del abastecimiento a los mercados estatales por parte de los mercados particulares, donde los camiones que surte a los mercados estatales, no llegan a estos y van a los mercados particulares que pagan más o cuando llegan tienen la mercancía vendida al mercado particular mediante la combinación o no con el mercado estatal.

 

Todas estas arbitrariedades son conocidas por el gobierno del Estado cubano y hace muy poco para aminorarlas, donde no solo se resuelve con erróneamente de su parte eliminar el único mercado mayorista existente para estos productos, bajo la justificación de que solo compraban los mercados particulares y no le dejaban nada a los mercados estatales, evitando de esta forma el descontrol de su comercialización; o la creación, remodelación y reparación en algunos mercados estatales para que aparentemente oferten un mejor servicio, cuando todos sabemos y tenemos la experiencia vivida de que esa felicidad solo dura poco.

 

Por los medios de difusión masiva oficialistas, se ha promocionado los productos que ofrecen estos mercados estatales con diversas modalidades (cortados, envueltos, fregado, combinados, trozados, etc.) lo que el pueblo agradece ya que por el momento no hay necesidad de acudir a los mercados particulares que no tiene esta facilidad y tiene precios elevados, pese a estar establecido una tarifa mínima para cada producto, pero que los mercados particulares no la respetan y las autoridades no hacen nada para combatirlos, solo tienen un cuerpo de inspectores que al inicio hacen bien su trabajo pero después se corrompen con los sobornos de los mercados particulares.

 

Pero la cuestión al final estriba en la Patata que es por temporada y se ha hecho un mercado negro con su comercialización tan grande que cada vez que se despachaba en cualquier mercado estatal o particular, las colas eran extremadamente largas y se creaban conflictos entre los presentes ya que había muchos de ellos marcaban en distintas posiciones para comprar varias veces cuando está establecido que se le despachará solo una vez a una persona para que otras tuviesen oportunidad. En aras de evitar todas estas complicaciones se definió por la dirección administrativa del país poner la distribución de la Patata por la libreta de abastecimiento, que pensando que eliminarían los problemas antes expuestos, crearon otros aún más complejos como lo es la racionalidad de un producto que siempre estuvo liberado, el descontento del pueblo por esta decisión ha llegado a los extremos que no es menos cierto que está controlada su distribución pero siguen las inmensas filas por ser los primeros y coger los mejores productos ya que ser los últimos implica tener que conformarse con lo que queda del producto.

Rate This Article

Licenciado en Derecho de la Universidad de La Habana. Director ejecutivo de la Plataforma Juventud Activa Cuba Unida (Jacu). Abogado Independiente, asesor y consultor jurídico de la Sociedad Civil Cubana. Activista y defensor de los Derechos Humanos. Presenta varios Posgrados en Derecho Penal, Propiedad Intelectual, Derecho de Autor, Argumentación Jurídica y temas de la Vivienda. Graduado en idioma inglés. Participación en varios encuentros de Bibliotecarios Independientes y Curso de Diseño de Proyectos, además de los Cursos Itinerantes de Gestión de Proyectos.

jpip1983@gmail.com

No Comments

Leave A Comment