HomeAulas AbiertasArtículo¿Reglas para el debate?
Reglas para el debate - imagen

¿Reglas para el debate?

No pretendo con este trabajo responder al añejo artículo del “camarada” Rafael Castro Ramos, referente a la nueva Constitución que se dijo se elaboraría, titulado: “Nuestras reglas para el debate”. Solo deseo puntualizar algunos aspectos que él trata.

En primer lugar, el Partido Comunista Cubano (PCC) al desconocer sistemáticamente los reales intereses del pueblo ha perdido el poco derecho que les pudo caber para dirigir el país. La enmienda implantada como artículo # 5 de nuestra Constitución a finales de los noventa, fue una vil maniobra.

No se consultó en las urnas como Castro Ramos expresara, ni mediante el voto directo y secreto, se hizo a “voz populis”. Utilizó a los acusadores CDR. La signaron algunos que  en esos momentos estaban en vías de salir definitivo del país. La mayor prueba de la invalidez de aquella engañifa han sido los cientos de miles de cubanos que  abandonan el país y los millones que desean hacerlo.

Si tan seguros están  de que es la voluntad del pueblo, les pregunto: ¿Por qué no someten a un plebiscito honesto el artículo # 5 de la Constitución? Señala: “…eso no significa (refiriéndose a la futura Constitución que dicen elaboraran) que como toda la letra del documento, ese artículo estará en pleno debate.” Sabes al igual que el propio partido que el día que eso suceda, hasta ahí llegó el gobierno castrista.

Apuntó: “Ninguno de los problemas actuales de Cuba se resuelven dentro del capitalismo.” Piensa que será el socialismo, que fue quien los creó en acumulación cincuentenaria.  Ha demostrado este gobierno, que cuando pretende zanjar un problema crea otros muchos.

Y  entonces… cuando fracasa un gobierno cómo este,  que se dice Socialista – esto es un menjunje castrista- las personas acuden a otros caminos y es lo que está sucediendo en el país y que ustedes, los “socialistas”, se niegan a reconocer.

Reciprocando, ante su protuberancia nasal le pregunto si es cínico, mentiroso o torpe cuando afirma que Cuba posee más democracia, participación ciudadana, acceso a la información y libertad que cualquier país capitalista. A qué viene esa comparación. Supongamos que ellos tienen  menos de todo eso que nosotros, pero ello no  impide  el reconocer que en Cuba carecemos de todo eso y de muchos más.

El abstencionismo eleccionario es la libertad, un derecho que poseen los ciudadanos en otros países y  no por ello están temerosos de que los señalen de apátridas, traidores y de hacerle el juego al enemigo y por ello ser objeto de ocultos castigos. Y nuestro Presidente es electo tan solo por 600 personas, que representan menos del 1% de la población.

Dice, en representación de no sé quién: “No nos entenderemos con quien venga financiado, respaldado…. por el dinero anticubano terrorista de Miami o de cualquier otra nación….”. Dice, repito, pero no da pruebas.

Sin embargo Raúl Castro, en nombre del PCC y del pueblo de Cuba se ha sentado en la mesa a entenderse, a negociar con Barack Obama el máximo representante del capitalismo en el mundo.

Temen escuchar  los fundamentos de la oposición, que podrán ser  capitalistas o no, pues  en el momento en que lo hagan,  estarán reconociendo lo que han venido negando, y es la creciente oposición que existe en el país.

Por eso denigran a la disidencia e impiden que el pueblo conozca que existimos. Le meten el diablo en el cuerpo al cubano cuando dicen que la oposición representa el fin de la patria, de la independencia y soberanía del país.

Y recuerdo de nuevo, quien puso en juego la independencia, la soberanía del país e incluso la existencia nuestra, fue su máximo dirigente cuando se alió a la URSS y permitió la entrada de tropas de esa potencia, con armas de exterminio en masa. Potencia intervencionista que había aplastado  al pueblo húngaro  y años después al pueblo checo.

Desconozco con qué cargo, envía un mensaje, a quien no se atrevió a mencionar,  la Mesa de Unidad y Acción Democrática (MUAD) y a su proyecto # Otro 18 al  decir: “Si su proyecto no pretende que seamos una sociedad capitalista, si su proyecto no está financiado con dinero de los centros de poder anticubano….., entonces podemos, tranquilamente discutir con todo cariño esas ideas…”

Y termina el escrito machacando: “…Nación, Patria, Estado, Cultura….: Cuba.” Como si  Raúl y PCC fueran los únicos que pueden representar todo eso.

Rafael Cruz Ramos, como todo hace indicar que  tiene en sus manos el poder para ello, porque no va junto a otros de la Pupila Insomne a la reunión del MUAD  y destrozan, con sus argumentos, el proyecto # Otro 18. Porque hasta ahora los únicos que nos visitan son los miembros de la Seguridad del Estado, que  detienen, impiden salir de las casas, amenazan y tratan de que no se reúnan. Todo en franca violación de la  Constitución de la Republica.

Ya ve, usted pone reglas, nosotros no.  No tememos a las ideas y al debate.

Por cierto no menciona en su “Editorial” a Martí, Maceo, Céspedes, Calixto García e Ignacio Agramonte, próceres de nuestra independencia, hombres dignos, valientes y sobre todo: ANTI SOCIALISTAS.

Rate This Article

Miembro del Consejo Nacional del movimiento Somos +, bloguero. Ha publicado trabajos en el Diario digital 14ymedio y es escritor del blog del movimiento. Graduado de Técnico Medio en Dirección y Planificación de la Economía.

pednika51@gmail.com

No Comments

Leave A Comment