HomeAulas AbiertasArtículoEspacios laborales en Cuba y la hostilidad del pensamiento humano
espacios laborales - imagen

Espacios laborales en Cuba y la hostilidad del pensamiento humano

Resulta interesante y a la vez bochornosa, tediosa, y estresante, vivir la experiencia de compartir junto a otras personas el tiempo en una institución laboral cubana, especialmente si es una institución en la que se supone se encuentren las personas más preparadas y éticas, en comparación con otras de menor jerarquía. Esa situación se experiencia día tras día en las instituciones educativas de educación superior de la isla. Se nota claramente la inexistencia en los puestos de un sentido de pertenencia para con lo que se realiza; falta de ética profesional e irrespeto a los directivos; inmadurez en el actuar por parte de personas que se suponen sean el espejo en donde se miren los estudiantes que deben salir bien formados; entre otras barbaridades que hacen de estos espacios, centros de rechazo y de vergüenza para quienes tenemos que compartir el tiempo allí.

Dicho esto, cabe realizarse algunas preguntas: ¿no perciben los controles ministeriales estas situaciones? ¿Por qué no considerar la posibilidad de realizar controles sorpresas que pongan a correr a los irresponsables? ¿Por qué no reformular la educación cubana y considerar como parte de la sociedad las instituciones privadas? ¿Qué papel juegan en estas instituciones las organizaciones políticas y de masas, si supuestamente están creadas para velar por el orden y el papel ético de los miembros de las mismas? Muchas son las interrogantes y pocas las respuestas que se pudieran dar. Entonces, qué sentido tiene que la educación de la isla sea «netamente socialista» y que estén prohibidas otras vías de enseñanza colaterales como las privadas, si lo que hacen no es éticamente aceptado, es cuestionado por sus miembros, y hasta insoportable para los mismos que la deben apoyar a niveles superiores de control.

¿Será lógico y sano que se tenga que soportar por tanto tiempo un sistema educacional deficiente como éste, que pone en riesgo la formación verdadera de nuestros hijos y nietos? Considero que no. Soy partidario de reformar nuestro sistema educacional desde la base; desde sus concepciones más fundamentales, y dejar a un lado los pensamientos ambiguos de esa generación que va quedando atrás. Soy de los que niego completa y lógicamente al sistema socio-comunista precisamente porque no da tregua al cambio de perspectiva sociopolítica en Cuba, tan necesario para una mejoría ciudadana. Yo creo que el pueblo tiene que tener el derecho de poder elegir, sin presiones y manipulaciones, el futuro que desea para este país; un país que está ahogado, desesperado y a la vez gritando a viva voz una transformación radical que ponga en pie nuevamente las esperanzas y el deseo de lucha por una sociedad digna, meramente desarrollada, y a la vez amada por todos sus hijos (tanto los que la dejaron un vez como los que se encuentran pasando las penurias del presente aquí adentro).

Creo que es hora de que nos cuestionemos TODO lo referido a nuestro sistema político; que la solución no sea convertirse en apolíticos, sino que por el contrario empecemos a formar parte de un plan nacional de CAMBIO ciudadano en pro de la liberación nacional definitiva. Ya está bueno de pensar que el sistema que nos han metido por los ojos va a ser «próspero y sostenible»; mientras nos mantengamos en este sistema no habrá desarrollo para nadie; la educación va a estar siempre limitada a los intereses gubernamentales de la enseñanza del moribundo marxismo-leninismo, de los soñadores utópicos del pasado siglo. Construyámosle nosotros el puente a nuestros hijos, para que no tengan que verse ahogados en el rio de la desgracia y la desesperanza que constituye este sistema socio-político cubano actual. Reflexionemos.

Rate This Article

Licenciado en Psicología General. Egresado de la Universidad de Oriente de Santiago de Cuba en 2014. Joven de Granma, miembro de Juventud Activa Cuba Unida (Jacu), pertenece al equipo de formadores y en la organización es responsable de investigación.

ivanrene41287@gmail.com

No Comments

Leave A Comment