HomeAulas AbiertasArtículoLa esperanza en el relevo y la utopía de la continuidad

La esperanza en el relevo y la utopía de la continuidad

Iván Torres

El gobierno de la isla, en su afán de mantener viva la esperanza de la continuidad histórica de la Revolución, se ha empecinado en crear todo un engranaje en sus organizaciones sociopolíticas encaminada a cumplir su objetivo de cualquier forma posible. Se han ido incrementando los trabajos ideo políticos en las generaciones más jóvenes con el fin de asegurar el relevo socio comunista de la nación, surgidas y mantenidas por las generaciones más longevas.

Hoy en día podemos ver incrementado este tipo de trabajo debido a que se ha producido un despertar en la juventud, que ha puesto en alerta la ya fracturada Revolución Cubana. La cuestión es que no ha habido un desarrollo evidente en Cuba que apunte a una mejoría en el futuro, produciéndose un alza generalizado en el análisis popular, que no desea seguir viviendo la espera interminable que le ha inculcado el estado al pueblo por más de medio siglo. El pueblo desea pronto un cambio, una transformación que le dé un rumbo cualitativa y cuantitativamente superior a sus vidas. Es por ello que el estado cubano actual está preocupado, porque no hay razón alguna para seguir engañando a la gente por mucho más tiempo.

Con el paso del tiempo han ido falleciendo los pilares fundamentales del socio comunismo cubano, y ello ha producido que se incremente la existencia del fantasma del cambio de régimen, como lo denominan. El problema más grave no es ese solamente, sino que los mismos defensores del socio comunismo se han ido dando cuenta de la existencia de una burbuja en la que siempre han vivido y que es la causa fundamental de los problemas que siempre le han tratado de camuflar. El inicio del fin para un proceso que antes era casi impensado derrotar se ha iniciado; el pueblo lo nota diariamente y lo comenta para sí, en tanto la prensa nacional se ha encargado de tapar la realidad y no muestra públicamente la misma, sino sus intereses, que ya sabemos de otros artículos responde a los intereses del gobierno revolucionario y a nadie más.

El cubano de la isla, se puede decir sin temor a equivocarnos, no está dispuesto a seguir manteniendo una política que ha demostrado no seguir el camino del desarrollo, y que ha seguido el rumbo de la utopía de la vida. El pueblo de Cuba sufre diariamente la inflexibilidad en las leyes y políticas, y se encuentra cansado y maltratado por el propio gobierno que se vendió mundialmente como el más justo y humano del mundo. El planeta necesita conocer lo que se esconde detrás de estas falacias, así como lo que se sufre a diario por tales testarudeces; encontrándose privado en la mayoría de los casos de las propias ventajas que el estado actual de la isla le brinda al resto de los países del mundo.  Podríamos afirmar entonces que se nos viene encima el cambio de perspectiva, por el bienestar de todos los que queremos ver a nuestro país libre y/o emancipado del sueño utópico de los veteranos que hoy en día son la minoría.

Demos hoy pasos firmes en pos de esa realidad que deseamos ver concretada en el menor tiempo posible, y que se convertirá en nuestro legado para nuestros hijos. Creyéramos y luchemos el presente, que es a su vez la verdad y la realidad del mañana. Reflexionemos.

Rate This Article

Licenciado en Psicología General. Egresado de la Universidad de Oriente de Santiago de Cuba en 2014. Joven de Granma, miembro de Juventud Activa Cuba Unida (Jacu), pertenece al equipo de formadores y en la organización es responsable de investigación.

ivanrene41287@gmail.com

No Comments

Leave A Comment