HomeAulas AbiertasArtículoCuestión de tiempo
Cuestin de tiempo -imagen

Cuestión de tiempo

Iván Torres

La revolución socio-comunista que se desarrolló en Cuba a finales de los años 50 del siglo pasado, tuvo un referente filosófico que le valió como antecedente para proyectar su ideología radicalista; ellos fueron los ideales del marxismo y el leninismo soviético, que han tratado de inculcar a toda costa en el pensamiento popular de su pueblo. Cosa contradictoria es que esta propia ideología concibe los procesos sociales en dinámica constante, reconociendo la existencia de un antes inicial y un después conclusivo de cada uno de los distintos procesos de la vida y la naturaleza; pero, sin embargo, no ha sido reconocida la posibilidad real del fin de su propio proceso “revolucionario”. Existe por parte de los gobernantes cubanos actuales una fe ciega en la “invulnerabilidad” de lo que ellos consideraron su propia «revolución popular del pueblo y para el bien del pueblo». Esta falta de objetividad en la realidad cotidiana de la nación la ha inculcado en los procesos de formación, desde la base y hasta la misma universidad, a cada cubano que transita por los distintos peldaños de crecimiento educacional exclusivos del estado.

Pero la propia dinámica social; el ritmo por la que se conduce, que evidentemente está separado del ideal utópico; y hasta la propia historia, han de demostrar la posibilidad real de un camino conclusivo y de quiebre en la que ha de terminar ese proceso «aparentemente indestructible».

Si nos ponemos a analizar lo que ha venido sucediendo en torno al proceso de “normalización de relaciones entre los Estados Unidos y Cuba”; podemos darnos cuenta que existe hoy en día un acuerdo casi subliminal en la palabra de ambos mandatarios de las dos naciones involucradas, que han hecho saber en los distintos discursos que se han transmitido para todo el mundo; tanto el señor Raúl Castro como el señor presidente Barack Obama han dicho que: «…la historia de Cuba y su futuro ha de ser decidido por los propios cubanos, y por nadie más».

Cuando se hace un análisis profundo y crítico de la trascendencia de esas palabras, nos damos cuenta que el único modo de concretar el deseado cambio de perspectiva es haciendo conciencia en la gente de la isla, de la necesidad de concebirnos como personas que podemos transformarnos de pasivos a activos en nuestro propio proceso de búsqueda de la felicidad y el bienestar general del país. Hay que terminar de reconocer que es el pueblo cubano todo en su conjunto, sin exclusión alguna de ningún sector de la sociedad, los que constituimos el poder necesario para la transición pujante y necesaria; y que este a su vez debe reconocerse como una sociedad civil única, independientemente de la opinión política y de la creencia particular en torno a la política que quiere y opina debe prevalecer en su territorio nacional.

Somos nosotros los herederos del futuro que ha de construirse más justo y equilibrado, para dejar asegurados a nuestros hijos en una nación libre y llena de oportunidades de crecimiento humano. Este proceso que dictatorialmente ha trascendido por más de medio siglo debemos terminarlo nosotros mismos, haciendo cumplir las palabras de uno de los pocos comunistas que pudiera catalogarse como digno y que los propios comunistas no desean ver en el poder por temor a sus ideas progresistas; ese hombre conocido como Lázaro Expósito Canto dijo en la provincia Granma (donde vivo): “… con el esfuerzo de TODOS, Venceremos”; y verdaderamente es así. Creo que, si TODOS nos sumamos con nuestro aporte individual en post de la transformación que es sinónimo de progreso y desenvolvimiento económico y social, podemos conseguir lo que se necesita para el fin de este “infranqueable e invulnerable gobierno”. Creo de esta manera que lo dicho hasta ahora es solo cuestión de tiempo. Reflexionemos.

Rate This Article

Licenciado en Psicología General. Egresado de la Universidad de Oriente de Santiago de Cuba en 2014. Joven de Granma, miembro de Juventud Activa Cuba Unida (Jacu), pertenece al equipo de formadores y en la organización es responsable de investigación.

ivanrene41287@gmail.com

No Comments

Leave A Comment