HomeArtículosFidel Castro: huellas de una utopía ideológica
583d9588c36188a57c8b4620

Fidel Castro: huellas de una utopía ideológica

Ha muerto Fidel, para algunos una gran figura de inmensurable trayectoria e indiscutible liderazgo. Para muchos un cruel y manipulador ser humano que a su paso por esta tierra dejo una estela de muerte y desesperanza.

Ha muerto el artífice del régimen totalitario más largo y cruel del hemisferio occidental, la polémica esta en la mesa, la historia lo absolverá, quizás.  Será reconocido por la historia como el líder de un proceso llamado ¨revolución¨ o por lo que realmente fue un dictador.

Fidel Castro más allá de la figura de barba tupida y traje militar, idolatrado por muchos, odiado por otros. No es más que, un ente de prosa anticapitalista altamente peligrosa y aspiraciones megalómanas como demostró hasta el último de sus días.

Al comienzo de su liderazgo muchos huyeron, otros fueron encarcelados y los que corrieron con menos suerte fueron asesinados. Los románticos utópicos que lo siguieron no vieron venir por lo que realmente se conoce a Cuba, por una dictadura de corte comunista al estilo Stalinista. Los pueblos tienen conciencia a corto plazo, una realidad.

Si algo caracterizo su comienzo como líder, fueron la represión, los juicios arbitrarios, las traiciones y desapariciones hasta la fecha sin resolver la más polémica y conocida la del Comandante Camilo Cienfuegos.

En su casi medio siglo en el poder Cuba experimentó pobreza, miseria, hambre, carencias de todo tipo. Aniquilo la burguesía para darle paso a la burocracia la cual siempre represento. Siempre se presento como defensor de los pobres y desfavorecidos, tanto los defendió que los creo a montón.

La triste realidad es que, el mesías, el salvador cubano convirtió la nación en una de la mas empobrecidas del continente. Bajo su telón de acero la pequeña y alegre isla del caribe jamás volvió hacer la misma un manto oscuro y malévolo se apodero de ella.

En una de sus visitas a EE.UU. comenzando su proceso ¨revolucionario¨, un periodista le pregunto ¿Se cortará la barba antes de su regreso a Cuba? Y este respondió me la cortare cuando halla cumplido mi promesa de un buen gobierno. Me pregunto cuántos años necesitaría un gobernante para crear un buen gobierno, justo y democrático, esta ultima palabra democracia la cual menciono en ingles en su visita a EE.UU. pero que jamás lo hizo en sus maratónicos y triunfalistas discursos dentro de la isla.

Hablar de cuánto daño ha causado este señor a nuestra nación no es cuestión de un día y mucho menos de un escrito. Quizás su desaparición física, sea el comienzo de una nueva etapa para Cuba, quizás, quien sabe. Pero lo cierto es que con su muerte no murió su ideología la cual nos tiene sometidos y esclavizados.

El daño esta hecho y el sufrimiento continuo, solo nos queda luchar para que hombres como esté, jamás trunquen nuestras vidas y nuestras ganas de soñar.

Rate This Article

Licenciado en Lenguas Extranjeras (inglés), amante de la libertad y la democracia y activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), organización prodemocrática defensora de derechos humanos en Cuba. Me desempeño como uno de los líderes del Frente Juvenil de UNPACU y como vicecoordinador de la Célula José María Heredia. Dentro del marco del programa Aulas Abiertas, he recibido capacitaciones en los tópicos de valores democráticos, liderazgo y el uso de las TICs para el empoderamiento ciudadano.

alexeismv@gmail.com

No Comments

Leave A Comment