HomeArtículosAño escolar en Cuba
f0042073

Año escolar en Cuba

Qué pasará con mi mamá y mi papá en este nuevo comenzar del curso escolar ahora que yo por fin llego a la escuela.

Como cada septiembre no adentramos en la idea de que empieza el curso escolar, de la manera que no habría que preocuparse, porque según los medios de difusión, todo, o casi todo lo que necesitamos está garantizado para el nuevo curso escolar. Este año al menos comenzó el día cinco y así nos da un poco de tiempo a aquellas personas que vivimos de un salario al menos a cobrar un sueldo, porque las vacaciones siempre nos exprimen lo poco que cobramos y por su puesto los niños son la esperanza del mundo y nuestros niños se merecen todo lo que podamos ofrecer sin preocuparse de que hay que hacer para dárselo. Así continua esta crónica de que todo está resuelto; y claro, como los medios no mienten todo está irónicamente garantizado.

Y me pregunto yo, es que los medios son de otro planeta, o es que los padres pondrían a un niño a pasar la escuela sin la totalidad de las libretas o pendientes a que el almuerzo no este bueno en la escuela o que sencillamente no tenga todos los libros y allá que buscarle algunos o que el techo del aula donde va a dar clases este roto y arriesgarse a que cuando llueva los niños se mojen, o que las mesas y sillas estén rotas y halla que armarles algunas o reparar otras e incluso a veces hasta llevar alguna, o que el aula tenga poca iluminación y tengamos que buscarle lámparas para que nuestros pequeños no tengan que fijar tanto la vista, o que la pizarra este mala y halla que pintarla, o que con estos calores que hay que se pasen el día entero en un aula con unas pocas ventanas donde no corra el aire y sin un ventilador, o que no tengan maestros de algunas asignaturas y venga alguien que no es experto en esas a impartírselas y después tengamos que pagarle por la tarde a un repasador para que el niño o la niña aprendan lo necesario y después dar regalos en el día del educador porque el maestro tiene también necesidades y ya no es opcional, es casi obligatorio, o la compra de zapatos que por supuesto no duran tanto como los colegiales, o comprarle alguna muda de ropa si su hijo va para la universidad, o pagarle a una costurera para que arregle el uniforme porque la talla por lo general es demasiado grande, o algo para que se lleve de aseo personal y merienda si esta becado en un pre ya que por lo general la comida es pésima, o sencillamente que sea muy pequeño como de preescolar y sea necesario llevar a la escuela al menos un juguete, un títere, un delantal, una sufridera, un bastón, un instrumento musical y varias toallitas entre otras cosas más, y además que el maestro te pida por necesidad y con mucha pena cosas como hojas, fais, material de estudio, detergente, colchas de trapear y a lo mejor algo para adornar o poner presentable el aula, o sencillamente pintura y de paso pintarla porque con el tiempo hasta las aulas se deterioran.

También pasa por la cabeza la idea de los forros de las libretas, los lápices o los portaminas y las minas, las gomas de borrar,  buscar y comprar los libros que faltan. Sí, es una crónica súper sencilla donde los tiempos cambian y cambian junto con el las necesidades y los costos de ellas, pero para los medios todo sigue igual y como veras que mencionan cada año al comenzar el curso escolar, no se preocupen ustedes padres de Cuba, la educación aquí, es gratuita y además, está más que garantizada.

Rate This Article

Joven de Matanzas, miembro de Juventud Activa Cuba Unida (Jacu). Me gusta mucho escribir sobre todo si son temas de interés de nuestra sociedad que son censurados por parte de los medios de difusión masiva que controla el estado y que no reflejan la realidad de lo que vive cada cubano. Para mí sería muy importante compartir mis ideas y desarrollar habilidades periodísticas.

jegarcia.mtz1986@gmail.com

No Comments

Leave A Comment