HomeArtículosDecepción de todo un pueblo
plaza_revolucion_6.jpg_1718483347

Decepción de todo un pueblo

A pesar de que se esmeran, a través de los medios de comunicación masiva del estado, y por medio de los distintos discursos de los “dirigentes” del estado y gobierno cubano actual, por aparentar la no existencia de descontento popular y decepción en la sociedad civil de la nación caribeña; cuando recorremos las calles y ciudades de la isla, se observa no solo en su ambiente, sino en los rostros de la gente el alto nivel de insatisfacción debido a que poco a poco ha ido saliendo la verdad a luz. Cansado está ya el pueblo de mentiras y engaños, fingiendo la existencia de una salud gratuita, cuando en realidad la calidad de los consultorios y demás centros de atención pública de salud son pésimos; algunos jóvenes se forman en este sector por los beneficios que brinda desde el punto de vista económico y de posibilidad de viajes, que luego le permitan un escape seguro hacia otras tierras del mundo, para huir de la miseria y la precariedad en que viven; no así porque le tengan amor a lo que estudian y posteriormente deben de ejercer con calidad.

Se vanagloria el estado cubano de ser “el del pueblo más culto del mundo”, cuando en realidad se le puede preguntar, sin temor a equivocarse, a cualquier joven sobre cultura universal, dígase las obras de Shakespeare, o algo tan sencillo como la historia de su propio país a un nivel mediano a profundo, y no lo conocen. La creación de instituciones y organismos que fueron creados para “representar al pueblo” y responda a sus intereses es toda una falsedad, pues no viven para su propia “Revolución”, más bien lo que hacen es vivir y sacar provecho de esa propia “Revolución”. La juventud no está interesada en temas de política porque sencillamente la igualan a mentira y falsedad; el problema es que solo ven la política falsa del socio-comunismo y no perciben la amplitud de tal palabra, cual puede extenderse e incluso poner a funcionar en pro de nuestras propias necesidades sociales. Solo ven en la política la manipulación y el engaño de esos que dicen ser “Revolucionarios”.

Solo se percibe el dolor e incluso hasta el descontento asfixiante de los que anhelamos la era del cambio de política nacional, en pro de una verdadera democracia. Donde se note la transformación en los distintos sectores, así como en la alimentación, el transporte, y otros de igual valor e importancia. Ya llegará el fin de la era de los caprichosos y empecinados para que se haga realidad el sueño. Cada cual tiene su momento y eso es en lo que debemos de pensar; ya está terminando el mandato de la generación dictatorial y está comenzando la era de la generación del cambio de perspectiva. Ha de ser la juventud quien asuma la misión de trasformar la realidad crítica de hoy, que puede ser mañana la realidad pésima de nuestros hijos y nietos. No debemos permitir el sufrimiento prolongado y el legado para ellos de un país que por sí mismo constituye una pesadilla de la cual ha veces no se sabe cuándo terminará el letargo.

Hoy en día el nivel de incertidumbre social es inmenso, y es lo que está provocando la falta de fe y de confianza por aquellos que desde años están jugando a engañar a la gente con decisiones que son en pro de “la mayoría”. El propio gobierno actual está cavando su propia tumba y no podemos dejar de ayudar en tal sentido; hagámonos parte entonces de su propio entierro.

Rate This Article

Joven miembro de Juventud Activa Cuba Unida (Jacu). Licenciada en Psicología Clínica de la Universidad de Ciencias Médicas de Bayamo. Terapeuta EMDR, avalada por la sociedad española de dicha terapia; así como terapeuta en HIPNOSIS, avalada por la Universidad de Ciencias Médicas de Granma.

kireniaflores555@gmail.com

No Comments

Leave A Comment