HomeArtículosLa crisis del magisterio en Cuba

La crisis del magisterio en Cuba

Se dice que una sociedad es próspera y desarrollada, primeramente, cuando tiene creado un buen sistema de enseñanza para sus hijos. Referido a esto, el intelectual cubano José Martí dijo en una oportunidad que “ser culto es el único modo de ser libres; pero si no se ejecuta ética y eficazmente esta profesión que es considerado un arte, lo más probable es que la sociedad se empiece a construir su propio camino al colapso y la autodestrucción. En Cuba, la gran isla de las antillas americanas, el estado actual se vanagloria por su “óptimo sistema de enseñanza y salud”, que además dicen que es en su totalidad “gratuito”; pero no logran percatarse de que cuando las cosas son “totalmente gratis”, también a la vez son «totalmente ineficientes». Tal es el caso que, por ser el sistema educacional cubano presupuestado por el estado, ello repercute directamente en el salario devengado por sus trabajadores, en la que no solo se cuentan los profesores, sino que además hay que sumar a todas aquellas personas que le brindan apoyo. No se retribuye justamente el esfuerzo de cada maestro, que no es físico en su intensidad y sí intelectual, que es en ocasiones más desgastante.

Ningún profesor cubano se siente estimulado concreta y materialmente de ninguna manera; por el contrario, es sobrecargado y desatendido por quienes le dirigen a nivel ministerial. Las consecuencias de ello han sido más que evidentes; ha habido un gran porciento de estudiantes preuniversitarios que sin la preparación y el talento necesarios han comenzado a formarse como profesores, debido a que en este país esta importante carrera es de las últimas en el ranking de preferencias, precisamente por el bajo nivel de ingresos salariales que perciben los profesores. Como consecuencia ha habido un alza porcentual en el nivel de bajas de profesores en las escuelas, que han preferido dejar a un lado el título de graduados universitarios de Pedagogía, dedicándose al trabajo particular en miniempresas familiares. Ello explica las causas de la crisis magisterial en Cuba, que ya trae y seguirá trayendo consecuencias negativas, primeramente, en el pobre y deficiente nivel en la preparación de los futuros profesionales para el ejercicio idóneo de su labor; y en segundo lugar, produce y producirá nefastas consecuencias en el comportamiento ético-moral de dichos profesionales.

Sin dudas, la sociedad civil cubana emergente ha de dar pasos firmes en contraposición a ello, pero para eso es preciso acelerar el proceso hacia la transición verdadera que contrarreste la negligencia gubernamental en este y en otros aspectos de la vida diaria del país. No podemos seguir permitiendo la existencia del deficiente sistema educacional cubano actual, que sin lugar a dudas, es el resultado de la falta de control, la debilidad en las exigencias, y la negligencia de las máximas autoridades gubernamentales que poseen en control ejecutivo, legislativo y militar del país.

El sistema de enseñanza ha de transformarse en pro de su salvación, pero fundamentalmente, en pro de la verdadera y óptima educación de las generaciones futuras. Ha de hacerse cuanta transformación y cambio sea necesario para el logro de esos objetivos. Cada persona, ya sea estudiante, padre, amigo, maestros, deberían pronunciarse abiertamente al respecto, ya sea en las reuniones comunales, en las asambleas municipales y provinciales, y hasta en la nación si fuera preciso. Debemos tomar partido para hacerle frente a esta triste realidad, y con el aporte individual en cada pedacito, multiplicar el sentir común sin temor a nada. Si garantizamos desde esta perspectiva la solución a la problemática, estaremos cada vez más cercanos al triunfo y al cambio de perspectiva que queremos concretar. Reflexionemos.

Rate This Article

Licenciado en Psicología General. Egresado de la Universidad de Oriente de Santiago de Cuba en 2014. Joven de Granma, miembro de Juventud Activa Cuba Unida (Jacu), pertenece al equipo de formadores y en la organización es responsable de investigación.

ivanrene41287@gmail.com

No Comments

Leave A Comment