HomeArtículosAbastecimiento de alimentos deficientes
6408c151f5bcf5c061c19fe2250f6fb6d7c7b9e1

Abastecimiento de alimentos deficientes

Una gran parte de la población de Cuba es dependiente a la libreta de abastecimiento dado a sus condiciones económicas o su convicción política de agradecimiento a la mal llamada revolución que se quedó en la década del 80 y no ha evolucionado hasta nuestros días sino todo lo contrario, la involución nos está asfixiando hasta el punto que seguimos con 20 años de atraso respecto al mundo actual desde la década del 90, respecto a países del tercer  mundo según estudios de especialistas, donde la justificación recae en el bloque impuesto por Estados Unidos a Cuba.

Una de las opciones que tiene la libreta de abastecimiento es que en determinados periodos de tiempo se hace una asignación de pollo por pescado, muy esperada por la familia cubana, que pese a ser irrisoria ya que viene congelada y la asignación es casi 50/50 de carne y hielo, al descongelarla se convierte en casi nada. Por otra parte pasa muy a menudo que si un núcleo familiar no se apura en comprarlo se acaba, la cuestión estriba en que si se tiene identificado cuántos son los consumidores que compran en una carnicería, a esta debe llegar la asignación que satisfaga a su afiliados y no estén en la preocupación de comprarlo rápido porque se puede acabar. Lo malo del asunto es que realmente no llega la cantidad suficiente en todas las carnicerías y lo que se quedan pendientes pese a ser apuntados como pendientes, cuando bien el otro surtido pasa algo parecido que no viene el faltante y encima de ello se quedan otros sin asignación, de esta forma cada vez más van creciendo los afectados con las asignaciones pendientes.

Lo gracioso es que nadie se hace responsable y los culpables no aparecen, cayéndose en una burocracia que conlleva a un mal trabajo de la institución estatal encargada para ello, donde cuando hay problemas de que el producto está en mal estado o hay error en su contenido, los implicados manifiestan que o es culpa suya y al final todo evaden su responsabilidad mediante justificaciones y los afectado son el pueblo que no tiene donde quejarse sobre este tema, dado a que el nivel de corrupción es tan grande que no se sabe por dónde empezar a realizar la limpieza, pues la cadena es larga y aunque encuentres al eslabón dañado, la reposición del mismo será peor que el anterior y las cosas se complican aún más.

Quejarse no sirve de mucho ya que aunque lo hagas tendrás como respuesta que no se puede hacer nada hasta tanto no llegue el faltante, además se tiene que soportar el mal carácter del que despacha y te roba frente a tu cara diciéndote que te vendió una medida y si compruebas por otra parte ves que hay faltante, además de que cuando pagas de más a veces se hacen los desentendidos para no darte el cambio diciendo que la cola debe avanzar y estorbas. Para evitar problemas uno deja el vuelto, pero no todos se pueden dar ese lujo y cuando lo reclaman son tildados de ridículos y la devolución la hacen de mala gana acompañada de desprecio, lo que no sabe ese trabajador es la gran odisea que una persona paso para conseguir ese dinero para comprar un producto a un precio y luego te cobren de más, los demás planes de inversión que tenías para realizar desaparecen.

Rate This Article

Licenciado en Derecho de la Universidad de La Habana. Director ejecutivo de la Plataforma Juventud Activa Cuba Unida (Jacu). Abogado Independiente, asesor y consultor jurídico de la Sociedad Civil Cubana. Activista y defensor de los Derechos Humanos. Presenta varios Posgrados en Derecho Penal, Propiedad Intelectual, Derecho de Autor, Argumentación Jurídica y temas de la Vivienda. Graduado en idioma inglés. Participación en varios encuentros de Bibliotecarios Independientes y Curso de Diseño de Proyectos, además de los Cursos Itinerantes de Gestión de Proyectos.

jpip1983@gmail.com

No Comments

Leave A Comment