HomeAulas AbiertasArtículoLa ilegalidad de vivir en el pasado
Internet

La ilegalidad de vivir en el pasado

Recientemente algunos medios informativos comunicadores del acontecer cubano abordan el tema CubaLlama desde el oficialismo visto como “un servicio que de forma ilegal permite enviar y recibir mensajes de texto y llamadas de voz entre Cuba y el resto del mundo, obviando las tarifas oficiales vigentes.”

Positivamente esta vez los informáticos del país han llegado a conocer debido a este drama información técnica que antes no se había socializado: “el país recibe el tráfico internacional de llamadas y mensajes de texto a través de dos centrales telefónicas internacionales dentro del país, que se encargan de distribuir el contenido a centrales de tránsito, las cuales lo dirigen luego al usuario final mediante centrales correspondientes.”

Enfocando el asunto con diferentes puntos de vista se deducen varios aspectos y existen razones de ambas partes en sus apelaciones sobre el tema, el cual ha resultado tan popular y espinoso en los medios cubanos como el de la venta de autos a $ 200 000 USD o el del coeficiente que aplican las agencias empleadoras que pagan $ 40 CUC por cada $500 USD recibidos.

La Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) acusa a CubaLlama de utilizar redes clandestinas dentro del país utilizando SimBox (equipo para puentear las llamadas entre las SIM e internet) y así de esa forma logran rebajar los elevados precios; reconocidos como “altos” por los funcionarios de la Empresa Azul y como inaccesibles por millones de cubanos que hoy no pueden aun acceder a los servicios más básicos de la entidad debido a ello. Cuballama se defiende bajo el criterio de que no conforman las redes en Cuba, simplemente contratan a terceros que hacen posible el funcionamiento de la red.

Realmente en Cuba no existen números virtuales que puedan ser contratados por terceros, algo común en otros países como las conexiones B2B (Entre Negocios) y servicios sobre las infraestructuras de las redes de las operadoras; en su máxima expresión las Operadoras Móviles Virtuales (OMV). Para poder realizar una llamada local en Cuba, en el último eslabón de cualquiera sea la real cadena; se debe de contratar personalmente el servicio móvil, con un máximo de tres líneas por persona o el servicio de telefonía fija.

Estableciendo la conexión

En el artículo se describe que “La conexión se establece a través del servicio nauta, el enlace de internet de una institución estatal, una estación satelital, o por el servicio de datos (GPRS) de una línea rooming, que accede a su proveedor en el extranjero”, y continúa “En todo este proceso tanto Etecsa como el operador extranjero asociado al cliente no reciben un centavo.” Una usuaria que comenta el artículo aporta claridad al asunto señalando que “Etecsa no está perdiendo nada, solo está dejando ganar”.

A menos que se utilice una conexión satelital directa, la estatal cubana gana por el establecimiento de la conexión. ¨ ¿Acaso la propia Etecsa desde la apertura de zonas Wi-Fi no ha dilapidado los beneficios provenientes de las llamadas internacionales? El problema parece ser entonces que ahora hay “alguien” que ha encontrado la forma de utilizar un modelo de negocio que genera competencia a otros proveedores que han realizado acuerdos con ETECSA para llamadas y recargas que tienen un precio mínimo topado que resulta bien elevado ya como para dejar márgenes para competir.

Los millonarios que venden talco

Han surgido diversas aplicaciones que permiten utilizar el email nauta como vía para enviar y recibir las peticiones del navegador, y así poder acceder a través de una cuenta de correo internacional como si de un servidor se tratara a la “navegación” en internet. A pesar de que Etecsa no provee el servicio de internet utilizando las redes móviles, estas alternativas facilitan a los cubanos hoy poder comunicarse con sus familiares en el exterior a través de las redes sociales de forma continua, complejas interfaces sociales que no se pueden lograr utilizando solamente el correo electrónico. Todo ese tráfico hoy es cobrado y se generan cuantiosas ganancias si se suma el conjunto de peticiones. Aunque no se diseñen aplicaciones específicas para los cubanos, existen servicios en internet que posibilitan recibir páginas web por correo que también resultan ser una alternativa.

La bolsa astronauta

Demasiado bueno parecía ser el anuncio de la “Bolsa Nauta”, ahora se pagaría por 5MB de datos móviles al correo electrónico internacional (no internet) $ 1.50 en comparación con los $ 5.00 vigentes. Pero como con los servicios gratuitos de internet hay que leer las letras pequeñas. Al parecer alguien en Etecsa está viajando demasiado a países no socialistas cuando se le “ocurren” ideas que desfavorecen a su pueblo lejano de la última milla, el cual se dice su razón de ser en cada anuncio en la TV nacional, ¿Por qué la vigencia de 30 días de la famosa Bolsa? ¿Por qué no se puede utilizar el Bono Promocional con esta tarifa de datos móviles sino descontar obligatoriamente del saldo principal no condicionado a tiempo de expiración? ¿Por qué cobrar $ 030 por cada transferencia de saldo entre dos usuarios nacionales? ¿Por qué no simplemente disminuir el costo de 1MB x $1? Como suele suceder en Cuba cada una de las preguntas debe de tener una justificación, a la larga se culpará a la débil infraestructura por los daños del Embargo y no a una mala implementación de precios que no se ajusta a la realidad de su pueblo. Seguirán ganando comentarios positivos en la web de CubaLlama y negativos en Cubadebate.

La culpa es de la vaca

Mientras se sigue denunciando a aplicaciones como estas, el problema real radica en los precios abusivos impuestos oficialmente. Nadie sino los usuarios cubanos que siguen sin alternativas (pues no puede existir la competencia) siguen sufriendo de radio bases con pocos MB de ancho de banda asignados, sobrecargas en las mismas provocando que solo se puedan utilizar de forma estable los servicios de datos durante determinadas horas del día y durante otras sea imposible, zonas wifi con alcance limitado para las posibilidades técnicas de los equipos, así como inestabilidad en los servicios de datos móviles y Wi-Fi que provocan descargas de ficheros y se facturan por tiempo o aunque no se terminen las tareas teniendo que reiniciar las descargas.

La prensa de cara al mundo

Aquí todo está bien, “Cuba dice” pero no hace, ahora usted puede leer en titulares erróneos que “Cuba ha lanzado planes de datos para sus usuarios”, pero no se puede acceder a internet desde los móviles. La reducción de precios del consumo de datos para el acceso únicamente al correo internacional nauta es solo después de que el usuario gaste completamente su bono promocional, está limitado a un mes (no es un plan de datos canjeado permanentemente), al menos se puede acumular si se recarga nuevamente. Por hacer un cambio de valores en una Base de Datos (transferir saldo) te cobran 30 centavos, alrededor de $9 en la moneda nacional (CUP), de un salario mínimo de $250 CUP, recargas básicas de $125 CUP: la mitad del mismo. Le invito a venir a Cuba a conocerla, pregúntele a su gente, puede que tenga vergüenza de decirle algunas cosas y se sienta muy poco orgulloso de otras, pero, por favor, si realmente le interesa: no se conforme con los titulares.

Somos ilegales al tener un presente que es pasado

No se trata de CubaLlama, otras aplicaciones como DingTone, TextFree, HiTalk, TextNow, TextMe, FreeTone; permiten enviar mensajes y hacer llamadas gratis a Estados Unidos y Canadá, igualmente existen las que permiten hacerlo dentro de Europa, con varias de ellas se puede llamar a Cuba consiguiendo créditos a través de la visualización o publicación de publicidad. ¿Acaso todas ellas están violando las leyes cubanas? ¿Acaso desde el punto de vista tecnológico e informático deben de cumplirlas? La utilidad de modelos de negocio basados en la publicidad es un gasto adicional, que a la vez genera ingresos, y es lo que posibilita el funcionamiento de estas aplicaciones, que a su vez se sustentan sobre la infraestructura que crean las Operadoras de primer nivel. Quizás sea necesario pensar diferente para poder entenderlo, a los usuarios solo les seguirá importando la relación entre calidad y precio, a los negocios ser rentables, algunos utilizan también métodos a cambio del compromiso de la privacidad de los usuarios, pero ¿podremos hablar de privacidad en Cuba? Primero debemos de preocuparnos por aspirar a vivir en el presente: llegamos a la TV Digital por la obsolescencia de los equipos analógicos, aun no contamos con redes 3G, y recién comienzan las pruebas de ADSL cuando el estándar ya no van siendo los módems sino la fibra óptica. Si eres un cubano que ama el dinámico mundo de la ciencia y la tecnología, de seguro también eres un ilegal viviendo en tu mente del futuro.

Rate This Article
Author

Estudiante de Ingeniería Informática en la Universidad de Camagüey, apasionado de la Ciencia y la Tecnología. Seguidor de la neutralidad de la red e Internet, promotor de las libertades y derechos humanos así como la libertad de expresión.

haniel@gmail.com

No Comments

Leave A Comment