HomeArtículosDualidad monetaria en Cuba
doble-moneda

Dualidad monetaria en Cuba

El solo abordar el tema que hoy traemos a la mesa de análisis, es un atrevimiento para cualquier especialista de las ciencias económicas en el país, porque ni siquiera los más avezados estudiosos del mismo pueden sostener una defensa lógica sin estar sesgados por la negatividad de sus efectos en la actualidad. Y es que la dualidad monetaria y cambiaria en la isla cubana ya no es soportable ni por los mismos que la crearon, debido a que es el obstáculo «mejor diseñado» que ahora se ha vuelto en contra de la propia nación, y en ella de su pueblo quien en definitiva es quien la sufre a diario.

Su surgimiento apareció como «medida gubernamental» ante el proceso de crisis financiera que vivió la isla a raíz de su conflicto histórico con las distintas administraciones nacionales norteamericanas; por las razones que y conocemos de nacionalizaciones y la lógica reacción de los propietarios de compañías, en un proceso que devino luego en las leyes generales del famoso embargo. Hoy en día, a pesar de que prosigue vigente ese conjunto de leyes que componen el embargo, la dualidad monetaria cubana es la clara expresión del «bloqueo interno» que asfixia a todo un pueblo. Es una forma que utiliza el estado cubano de controlar el supuesto “deseo de consumo” del sistema capitalista, y a la vez es la justificación internacional para combatir y hacerle frente a las leyes del embargo, por su “daño al pueblo”. En otras palabras, es más fácil culpar a otros de las deficiencias propias que no se saben manejar y que se han convertido en armas insoportables e insostenibles; que trabajar en función de la mejoría de la mayoría de la gente en toda una nación.

Es imposible que un pueblo se desarrolle con la vigencia de una política como ésta, en la cual un cubano debe pagar 25 veces por encima del valor real lo que otro ciudadano en el mundo consuma por un valor determinado. Pero lo más duro de todo es que la mayoría de los productos, bienes y servicios que necesita un ciudadano común para vivir dignamente, tenga que pagarlo en ese “invento” conocido como CUC, que es la moneda que te multiplica 25 veces el CUP, siendo esta última moneda la utilizada para el pago del salario de los trabajadores cubanos. Tal es el efecto de lo que explico aquí, que pudiera afirmarse, sin temor a especulaciones estadísticas, que casi el 80% o más de los cubanos no conocen y pueden disfrutar de los lugares más importantes y bellos de su mismo territorio nacional como: hoteles, playas, y lugares de disfrute cultural de nivel, porque el salario nunca permitiría algo tan simple, y que para el cubano que lo ha logrado hacer es considerado un lujo y objeto de envidia para otros. Cuando el estado cubano expone al mundo que el salario mínimo supera el de otros países, es un falacia rotunda, debido a que ese valor debe dividirse 25 veces como hemos dicho anteriormente; o sea, 1 USD=25 CUC=1 CUP.

El estado cubano ha creado toda una estrategia para negociar con este asunto, que tiene al pueblo como una víctima esencial, y que es el motivo fundamental del rechazo a las políticas gubernamentales en la nación caribeña, así como el elemento influyente que genera la emigración legal e ilegal por motivos de asfixia económica. El pueblo de Cuba tiene ansias de solución para esta problemática y ha esperado por largos años una respuesta esperanzadora. Se siente cansado y desilusionado por ese motivo, y considera este factor como importante para promover el cambio futuro.

 

 

 

Rate This Article

Licenciado en Psicología General. Egresado de la Universidad de Oriente de Santiago de Cuba en 2014. Joven de Granma, miembro de Juventud Activa Cuba Unida (Jacu), pertenece al equipo de formadores y en la organización es responsable de investigación.

ivanrene41287@gmail.com

No Comments

Leave A Comment