HomeArtículos“Lo único bueno que tiene esto es lo malo que se está poniendo”
6ac0a7ef-bdfc-4cad-9daf-5fdb403b00bc_cx0_cy6_cw0_w987_r1_s_r1

“Lo único bueno que tiene esto es lo malo que se está poniendo”

En el 2014 la compañía de estadísticas NationMaster publicó un ranking que compara los salarios medios por países en todo el  mundo y coloca a Cuba en último lugar, o sea que Cuba es el país donde menos devengan las personas en todo el  mundo (25 cuc) incluso por debajo de naciones consideradas más pobres , entre ellas  Nigeria, país más pobre de África según el Índice Mundial de Pobreza (IPM), entonces ¿cómo es posible que sean precisamente los cubanos los que menos cobran y los que más alto precio tienen que pagar por los servicios?

Es muy usual que luego de trabajar por todo un mes un trabajador cubano de clase media no pueda cubrir ni siquiera el 40 por ciento de sus necesidades, digamos alimentos, aseo personal entre otros productos igual de básico, esto sin mencionar que muchos de estos obreros son jefes de familia por lo que la insuficiencia de dinero no solo les afecta a ellos  sino también a sus padres, parejas  e hijos, estos últimos humillados y marginadas muchas veces por otros niños que poseen una mejor solvencia económica , ya sea porque sus padres tienen un puesto de trabajo que les permite “resolver” o por lo que es más común, tienen algún pariente en el exterior que les ayuda, y si es cierto que muchos trabajadores se “conforman” con su salario, otros optan por buscar vías un tanto ilegales para sobrevivir, muchos son los reclusos que comparten sanciones por malversación, desvío de recursos, falsificación de documentos  entre otros delitos, porque que es la miseria la madre de los todos los males,  causante al fin de que muchos cubanos tengan que dejar la honradez a un lado para poder subsistir, ellos y su familia.

Aunque todavía en Cuba existan personas que defiendan el sistema imperante aún a sabiendas de que su mala administración ha traído tanta desgracia a nuestro pueblo, la gran mayoría comparte el descontento y la indignación por tanto abuso, pues resulta intolerable que una libra de carne por el estado cueste 16.60 CUP cuando un obrero gana por el trabajo de todo un día solo 20 CUP, es muy inconsecuente que un televisor cueste hasta 399 CUC, precio tan exorbitante que para cubrirlo un trabajador cubano tendría que trabajar por más de un año, considerados por sus altísimos costos como sueños inalcanzables para muchos.

La frustración que existe en los hogares de cada empleado cubano, se ha vuelto cotidiana, la ansiedad porque se termine pronto el mes y con él se vayan los pagos, las deudas etcétera y luego la desesperación porque ya el otro comienza prometiendo ser un tanto más difícil es el sentir que comparten millones de cubanos cansados de tanta pobreza.

Los ínfimos salarios, los extravagantes precios de los productos, la carencia de la más elemental calidad de vida y la poca fe de mejorar algún día hace que los trabajadores cubanos, les importe lo mismo estar o no estar empleados, entonces es bien cierto cuando dicen “lo único bueno que tiene esto es lo malo que se está poniendo”.

Rate This Article

Joven activista de Derechos Humanos y miembro del Frente Juvenil de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu). En su organización se desempeña como tuitera y facilitadora de talleres. Ha participado de los talleres del Proyecto “Cuba Tweets Joven” que coordinó su organización. Además, ha recibido capacitaciones en temas como redacción de noticias, edición de prensa y estándares internacionales.

yadirasd01@gmail.com

No Comments

Leave A Comment