HomeArtículosEl respeto a la dignidad humana
cientos-de-cubanos-hacen-cola-frente-al-consulado-de-espana-en-la-habana-para-hacerse-ciudadanos-espanoles-en-esta-foto-de-archivo

El respeto a la dignidad humana

Si mencionáramos la fecha de hoy, en la que escribo este artículo, 21 de noviembre del 2016, podría decirles que en mi país Cuba, una pequeña isla del caribe, la lógica parece esfumarse al pasar de los años. Nada es lo que parece. Como si al nacer del vientre de nuestra madre ya tengamos impregnados el miedo a disentir o a pensar diferente.

Desde el año 1959 después del triunfo revolucionario donde un grupo de jóvenes a la cabeza de Fidel Castro derrocó al dictador Fulgencio Batista y Zaldívar, se instaló la dictadura más longeva de Cuba.  Batista lejos de ser un cubano modelo o un patriota, tuvo la osadía de saber retirarse en el momento oportuno, cuando ya no le quedó otro remedio abandonó el país con sus jugosos millones, pero antes pronunció estas palabras:

“Teniendo en cuenta las pérdidas de vida, los daños materiales a la propiedad y el perjuicio evidente que se viene haciendo a la economía de la República y rogando a Dios que ilumine a los cubanos para poder vivir en paz, resigno mis poderes de Presidente de la República entregándolo a su sustituto constitucional. Ruego al pueblo que se mantenga dentro del orden y evite que lo lancen a ser víctima de pasiones que podrían ser desgraciadas a la familia cubana”.

No creo en la buena fe de Batista cuando se despidió de su presidencia, pero su consejo no estaba del todo mal, porque caímos en las pasiones comunistas de Fidel Castro, un soñador empedernido. Sí que soñó este señor si creyó que resolvería algún problema en Cuba.

Unos años después, en París, Batista hizo unas declaraciones contundentes y muy irónicas refiriéndose a sus últimos años en el poder en Cuba; se dice que dijo: “Yo entré por la posta, salí por la pista y dejé la peste”. Sin duda alguna una burla al pueblo de Cuba algo no muy diferente a lo que sucede en los días de hoy. Mientras un pueblo sufre carencias y necesidades la familia que gobierna el país vive en lujosas mansiones, son dueños de muchas empresas y de toda una nación.

Pero no todo está perdido, por estos días en que vivimos, muchos son los cubanos que se cansaron de estos ilustres personajes que se ríen del pueblo, han pasado de la actitud pasiva a la activa, y ya se están agrupando en movimientos políticos que están representados por todo el país. Debemos mencionar ese grupo de valientes cubanos, esos que sacan la cara por todos los demás, esos que describe nuestro José Martí cuando dijo: “En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que le roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana”

Esos hombres, que en si tienen el decoro de muchos hombres, está el futuro de la Cuba moderna,  una Cuba  donde haya paz, concordia y reconciliación, donde se respeten todas las ideologías y no se imponga ninguna, una Cuba donde simplemente quepamos todos.

Rate This Article

Informático, ex estudiante de la Universidad de Ciencias Informáticas de La Habana (UCI). Vive en la provincia de Sancti Spíritus (Cuba).

ycanlibre@gmail.com

No Comments

Leave A Comment