HomeArtículosDe lo cotidiano a lo vulgar
maltratopsicologico

De lo cotidiano a lo vulgar

La expresión es el arte de decir, es el arte de la palabra, pero muchas veces es atropellada por vulgaridades y malos usos. Sí, es cierto que algunos países poseen diversos lenguajes, pero hay otros tantos que comparten el mismo, y aunque la forma de hablar varía, el buen empleo de la lengua debe primar.

En Cuba, el fenómeno de las frases callejeras ha empobrecido en gran medida nuestro lenguaje y aunque la  sociedad influye en la cultura de los ciudadanos, es innegable que los centros educacionales tienen una gran responsabilidad. Entonces, si la incidencia educativa es la máxima responsable de la ignorancia y el desconocimiento de nuestro pueblo ¿dónde está la vastísima calidad del sistema educacional cubano?

Desgraciadamente hoy en Cuba es muy común que incluso profesionales, sin excluir los maestros que precisamente son los encargados de «educar», se manifiesten de forma muy vulgar, y en muchas ocasiones hasta grosera, y frases como: «qué bolá» o «que vuelta» son los saludos que se utilizan a diario por niños, adolescentes y adultos, muchas veces sin saber siquiera que significa un hola, cómo estás o buenos días, sin hablar de los modos ofensivos en los que se refieren a los homosexuales, los que son llamados «pájaros» o «patos», entre otros muy denigrantes sobrenombres. Sin lugar a dudas estas malas prácticas del lenguaje han puesto en evidencia el problema de la ignorancia y a su vez la falta de nivel de profesores, médicos, abogados y hasta de políticos, que lejos de ser los representantes más «cultos» de la sociedad, son otros de los tantos homicidas de nuestro idioma.

El idioma forma parte de la idiosincrasia de cada país, y es por eso que debemos ser muy respetuosos al usarlo, está bien que todas las acepciones o dialectos son también elementos esenciales y distintivos, pero eso no significa que maltratemos tan hostilmente las expresiones con elementos tan inadecuados y a veces hasta ofensivos.

José Martí, el más grande de los cubanos, resaltó la cultura en sus pensamientos y fue el maestro quien la catalogó como la única forma de ser libres, y el lenguaje como la máxima expresión de la cultura.

Rate This Article

Joven activista de Derechos Humanos y miembro del Frente Juvenil de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu). En su organización se desempeña como tuitera y facilitadora de talleres. Ha participado de los talleres del Proyecto “Cuba Tweets Joven” que coordinó su organización. Además, ha recibido capacitaciones en temas como redacción de noticias, edición de prensa y estándares internacionales.

yadirasd01@gmail.com

No Comments

Leave A Comment