HomeArtículosLas becas de la discordia
jovenes-1

Las becas de la discordia

Salí hace unos días, en pleno apogeo del tema, recién descubierto, de las becas ofrecidas por la organización World Learning a jóvenes cubanos. Con espíritu inquisidor comencé a indagar entre la juventud habanera sobre sus perspectivas reales acerca de las mismas. Esperaba encontrarme, según lo visto en varios reportajes, con jóvenes convencidos de que no tenían nada que hacer en becas de 4 semanas en un país que desde pequeños se les ha inculcado que era su peor enemigo. Pero la realidad una vez más contradecía las mentiras expuestas por la televisión cubana acerca del rechazo absoluto y contundente de la juventud cubana.

Acostumbrada como estoy a escuchar campaña tras campaña politizadora por parte del gobierno cubano, no pude menos que remontarme a mi ya lejana presencia en las aulas como profesora. Recordé con dolor el adoctrinamiento político de que son objeto nuestros estudiantes en todos los niveles de enseñanza. Amparados en un aparente amor a la patria se llena a nuestros niños y jóvenes de ideologías alejadas de sus propios intereses e incomprensibles para una generación que ya no quiere saber de comunismo. Esta generación nacida después del llamado «período especial» necesita más que todo respirar con libertad y deshacerse de ese espíritu hipócrita de un sistema totalitario que envolvió a sus padres y que intenta envolverles también.

En la Mesa Redonda del miércoles 29 de septiembre se le dio otro toque al tema. Allí contaba su experiencia un joven becario de World Learning, que en 2015 había participado de esta experiencia. En un total desconocimiento de la historia que debió aprender en el preuniversitario hace la comparación entre el momento en que Estados Unidos declara su independencia (1776) y el momento en que Carlos M. de Céspedes inició en Demajagua su lucha (1868).

Desenfocado del momento y del contexto histórico, este joven asume que la naciente sociedad cubana es superior a la norteamericana porque esta última no le dio inmediatamente la libertad a sus esclavos y la nuestra si. Este futuro profesor de Historia que, según sus propias palabras, accedió a la universidad de manera directa, sin realizar pruebas de ingreso pues fue ganador del concurso nacional de esta asignatura, deberá informarse mejor.

Muchos años antes de que en Cuba se declarara la abolición de la esclavitud (entre 1880 y 1886) ya Estados Unidos lo había hecho (entre 1789 y 1865). Además una de las más fuertes razones para que los acaudalados terratenientes cubanos dieran la libertad a sus esclavos no fue precisamente una razón humanitaria, sino que estos (los esclavos) se habían convertido en un  freno para la economía y estaba tomando un acelerado auge, en el mundo, la clase obrera.

Las reacciones de los jóvenes en las calles capitalinas variaban ante la pregunta ¿qué opinión tienes acerca de las becas que ofrece World Learning? Algunos dicen no saber nada del tema, otros que ojalá les toque una a ellos, unos que si le dan una beca no regresan. Sin embargo ninguno expresó rechazo ante esta legítima opción de superación e intercambio.

Al parecer, el gobierno de Cuba, dirigido fundamentalmente, por no decir exclusivamente, por una generación octogenaria, ha perdido de vista los cambios que por razones de cambios generacionales están ocurriendo en Cuba. La juventud cubana, de manera general no emite opiniones políticas, pues entre otras cosas cosas no se le ha preparado para ello, tampoco piensa cargar con  lo que sus padres han tendido que soportar.

Las becas ofrecidas por la organización World Learning seguirán ahí, quizás por ahora los jóvenes cubanos no puedan volver a acceder a ellas, pero debemos ser nosotros los que les proporcionemos opciones de estudio e intercambio para que puedan aprender a pensar y al decir del filosofo y sacerdote cubano Felix Varela: a no ser cerebros esponjas sino “crear ideas, y  transformarlas.”

Rate This Article

Miembro del movimiento Somos +, directora del proyecto Academia 10/10 de este movimiento, Máster en Ciencias de la Educación, graduada también de Licenciada en Historia, de Licenciada en Estudios Bíblicos y Teológicos, de Licenciada en Enfermería, de Profesora de Informática y de Técnico de nivel medio en Contabilidad. Escribe artículos de opinión para el blog del movimiento Somos +, así como para otros medios. Es miembro activo de la Mesa de la Unidad de Acción Democrática (MUAD) y participante del proyecto #Otro18.

joannacolumbie@gmail.com

No Comments

Leave A Comment