HomeArtículos¿Sociedad Civil u Organizaciones Políticas y de Masas? Una valoración al dilema conceptual

¿Sociedad Civil u Organizaciones Políticas y de Masas? Una valoración al dilema conceptual

Existen en la población cubana, principalmente en los jóvenes, interrogantes y dudas respecto a la comprensión del termino sociedad civil empleado por el gobierno cubano, pues no solo desinforman de nuestro vocabulario popular, sino que según ellos son «organizaciones que están en contra del proceso revolucionario cubano», a la vez que la utilizan para referirse a sus propias organizaciones. Entonces, ¿cómo es posible que se utilice dicho término para definir ambas cosas? ¿A cuál sociedad civil nos estamos refiriendo? La sociedad civil del gobierno cubano no es otra que aquellas organizaciones políticas y de masas creadas luego de los sucesos del 59 con el objetivo de “representar” y “resolver” las problemáticas del pueblo; pero ¿realmente es eso así?

Realicemos un análisis crítico, lógico y valorativo de cómo surgen estas organizaciones, cómo funcionan, y de qué forma todos nos vemos involucrados en estas. Una vez alcanzada la «revolución del 59», se necesitaba organizar al pueblo, analfabetos en su mayoría para esa fecha, para crear las condiciones que garantizarían la aplicación de una estrategia de gobierno que propiciara el “desarrollo”, y que supuestamente permitirían trazar el camino para una verdadera “justicia e igualdad social”. Así es que surgen las dos principales organizaciones políticas con sus tentáculos (estas últimas las organizaciones de masas), y que ambas se complementarían entre sí; ellas son: la UJC y el PCC, creadas no solo con el objetivo de «organizar institucionalmente al pueblo», sino de «responder a sus intereses».

Dentro de las organizaciones que responden a los intereses de la UJC se encuentran: la OPJM (organización de lo pioneros); la FEEM (de estudiantes preuniversitarios y politécnicos); y la FEU (de estudiantes universitarios). En tanto al PCC se subordinan ideológicamente otras organizaciones de masa conformadas principalmente por adultos; ellas son por ejemplo: la ANAP; FMC; ANIR; UNEAC; CDR; CTC; entre otras. El CDR (Comité de Defensa de la Revolución) aúna a todos los ciudadanos a partir de los 16 años, independientemente de su vínculo laboral o estudiantil. Se incluyen las amas de casa y desempleados. Ello no se debe a que el gobierno sea generoso, sino porque estas personas responden a sus intereses; ello significa que incluso antes de nacer ya tenemos una organización predeterminada. Por su parte la CTC (Central de Trabajadores de Cuba), controla a todas las organizaciones sindicales autorizadas por el estado, sin la posibilidad de reconocer los sindicatos independientes debido a que responden generalmente a intereses contrarios a los del socialismo utópico cubano; estos son considerados “contrarrevolucionarios”, violándose de esta manera la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Entonces, ¿de qué cumplimiento de los Derechos Humanos habla el gobierno cubano actual?

Como podemos ver existe un enlace estratégico y bien pensado entre estas organizaciones, pues la UJC “representa y aúna” a todos los jóvenes cubanos por medio de sus tentáculos fundamentales, y estos a su vez deben de responder a los intereses del PCC que constituye lógicamente la organización política rectora de la nación cubana. ¡Cuánta inteligencia, capacidad de manipulación y persuasión por parte del gobierno cubano! Eso debemos de reconocerlo; lo que no podemos reconocer es el engaño por tanto tiempo a todo un pueblo que está ansioso de novedades, de transformaciones, y de cambios en su país;  que es igual a decir a cambios en su nivel de vida. El pueblo de Cuba está obstinado de tantas mentiras que ya ni siquiera piensa en la política de su país, y eso es lo peor, porque se han perdido las esperanzas en un futuro mejor. Creo que hacia ese sentido debemos perfilarnos con nuestro trabajo. Reflexionemos.

Rate This Article

Joven miembro de Juventud Activa Cuba Unida (Jacu). Licenciada en Psicología Clínica de la Universidad de Ciencias Médicas de Bayamo. Terapeuta EMDR, avalada por la sociedad española de dicha terapia; así como terapeuta en HIPNOSIS, avalada por la Universidad de Ciencias Médicas de Granma.

kireniaflores555@gmail.com

No Comments

Leave A Comment