HomeArtículos¿Juventud descarriada o gestión gubernamental a la deriva?
estudiantes-cubanos-1

¿Juventud descarriada o gestión gubernamental a la deriva?

La juventud, como etapa del desarrollo psicológico, posee características peculiares que la convierten en una de las más trascendentales durante el proceso de formación de la personalidad. Es donde se concreta la estructura jerárquica más compleja del ser humano como: los ideales, la concepción del mundo y la autovaloración; lo que significa que en este periodo de tiempo, el sujeto tiende a estabilizar su conducta, bajo condiciones externas favorables como: una buena educación; una pareja estable; un contexto físico-espacial de convivencia que potencie su homeostasis emocional; así como tener aseguradas el mínimo de condiciones que le permitan satisfacer otras necesidades superiores como: las de afecto y afiliación; seguridad y protección; y las de reconocimiento social.

Hay que resaltar, por ejemplo, que dentro de los fenómenos sociales que ponen en peligro el óptimo desarrollo asertivo de los jóvenes están los siguientes: no son suficientes los estudios y acciones interventivas gubernamentales en función de esta etapa; no hay una cartelera con calidad y variedad en los espacios que busca el joven para canalizar sus necesidades de esparcimiento y/o recreación; las organizaciones creadas y aceptadas estatalmente para representarlos no cumplen con el óptimo de expectativas mínimas, aumentando cada vez más sus detractores; ente muchas otras. Y si sumamos a ello el hecho de que los medios tecnológicos e infocomunicativos como: INTERNET; las PC personales; y los celulares solo son «un lujo» para pocos, producto al alto nivel en los precios para adquirirlos, la situación se complica todavía más. Sabemos que la juventud cubana actual tiene «ansiedades reprimidas» por la no satisfacción de necesidades e intereses elementales, que se ve obligada a aplazar en el mejor de los casos, causantes de fenómenos sociales como: la drogadicción; la prostitución; la adicción desmedida a los juegos (ludopatía); entre otros asuntos que en el peor de los casos ha conducido a muchos intentos suicidas (incluyendo el hecho de escapar ilegalmente de su país, utilizando la vía marítima como balsero, lo que supone un gran riesgo para su vida).

Muchos adultos y mayores de edad han comentado en distintos espacios del país caribeño que la juventud está perdida y descarriada; que no ha logrado asimilar las enseñanzas de las generaciones longevas; pero resulta ser que hay un refrán popular que dice: «la juventud se parece más a los tiempos que a los padres», y ciertamente es así. “Los pinos nuevos”, como nombró a los jóvenes el reconocido intelectual de las letras cubano José Martí, solo actúan en reacción a sus carencias; buscan a toda costa satisfacer sus necesidades reprimidas, así como encaminar sus sueños a su cumplimentación. Otros se convierten en víctimas de su propia suerte, y terminan por preferir la muerte, antes de que se les prive eternamente de sus deseos y aspiraciones más fervientes. Cabe entonces preguntarse: ¿Están realmente los jóvenes cubanos descarriados; o acaso será que hay una gestión gubernamental ambigua y obstinadamente empecinada en un sueño utópico que los descarrila? Personalmente invito al lector a que reflexione sobre ese asunto, y se observe críticamente sobre esta realidad.

Aún así, el gobierno cubano actual está enfrascado en preservar a toda costa su actuar “Revolucionario”, lo que evidentemente es una señal de aviso que los ha puesto, paranoicamente, en una posición defensiva. Saben lo que se están jugando, de no actuar correctamente, con esa juventud que supuestamente ellos consideran «dará continuidad a los logros alcanzados». Solo resta saber, hasta cuando esa juventud permanecerá en posición pasiva, porque el día que decidan cambiar de rol, se verá caer definitivamente al “poderoso e invencible” David.

Rate This Article

Licenciado en Psicología General. Egresado de la Universidad de Oriente de Santiago de Cuba en 2014. Joven de Granma, miembro de Juventud Activa Cuba Unida (Jacu), pertenece al equipo de formadores y en la organización es responsable de investigación.

ivanrene41287@gmail.com

No Comments

Leave A Comment