HomeArtículosUna Cumbre de conceptos

Una Cumbre de conceptos

Recientemente tuve la oportunidad de ser uno de los participantes de la I Cumbre de Emprendimiento y Democracia de La Juventud Iberoamericana. Podíamos ser contados con los dedos de una mano los cubanos ahí presentes, no siendo así la cantidad de asistentes de otros países de Latinoamérica. Desafortunadamente tampoco pude escuchar de la presencia de jóvenes Venezolanos.

En el evento participamos en diversos paneles que trataron temas de interés de la juventud de la región. Ahí estaban presentes también excelentes emprendedores que transmitieron sus experiencias inspiradoras principalmente para nosotros los cubanos que vemos el mundo cuando lo conocemos como algo tan diferente en cuanto a posibilidades. Los temas e ideas expresadas trataban políticas públicas y democracia, la inequidad social en la región, el desempleo en la juventud, la Paz interna y entre países, los problemas medioambientales, innovaciones tecnológicas y educación, entre otros. Los cubanos también expresamos la realidad de nuestro país, el resultado de una política y economía cerrada que más allá del embargo frena el desarrollo de una sociedad que pudiera ser muy diferente junto al potencial humano con que cuenta. Cuba fue nombrada de inicio a fin de la Cumbre de forma intermitente, a varias organizaciones les preocupó el tema de los derechos universales que no se permiten como la reunión y acción pacífica de personas que pensamos de forma diferente, que igual queremos lo mejor para el pueblo de Cuba, que nos identificamos con las culturas y tradiciones, que miramos a diario en la isla a través de los ojos de las personas sufridas de ser detenidas en el tiempo.

Cuando estás ante tantas personas que ven el nivel social que les rodea como algo normal entiendes que viajar a Cuba les resulte como haber incursionado en una máquina del tiempo, cuando les hablas de economía los números no los entienden pues si se trata de nosotros las escalas no son comparables con las de ningún otro país. Afortunadamente todos somos humanos y sobre esa base logramos la sensibilización y el entendimiento. Como en ocasiones anteriores los temas de Medio Ambiente nos resultaron sorprendentes, es algo que la cultura del Cubano no conoce pues solo las sociedades que no sufren de nuestros problemas básicos destinan tiempo suficiente a debatir sobre ello; no se habló directamente del Calentamiento Global, pero sí sobre los problemas alimenticios que afectarán a los países que transiten un acelerado crecimiento poblacional. Convertir insectos en productos alimenticios resaltó entre las soluciones, varios expertos, biólogos entre ellos, sintetizaron en poco tiempo una alternativa que mañana generará millones de dólares en ahorros con respecto al tema alimentario del cual también tuvimos la posibilidad de ser catadores. Además una bebida que en vez de ser energizarte es relajante; a esta particularmente le apuesto un éxito en la Cuba del mañana. Fueron abordados otros temas iguales de interesantes como la aplicación de las Redes Sociales como método de Educación y la utilización de Scrum como metodología de desarrollo de proyectos. Solo pude apreciar una cosa desde que el avión aterrizó en Bogotá: la sociedad cubana tiene un potencial increíble que es tan limitado como la mente de un gobierno que pretende que las soluciones que desarrollan la sociedad no provengan voluntariamente de ella. Gente increíble que no vive con predisposiciones ni paranoias, que se integra con su gobierno para hacer uso del presupuesto del Estado con proyectos que compiten por ser los más emprendedores.

Ahora no solo leí acerca del mundo, pude vivir por un día las historias de los que atraviesan un país a caballo para iniciar una campaña por una causa justa. En Cuba el pueblo no lo ha hecho mal, pero lo ha hecho equivocadamente, es cuestión de conceptos, de relacionar las palabras buenas con realidades erróneas. Espero que se sucedan muchos más eventos como este, que más cubanos puedan asistir a ellos y transmitir luego las bondades de la libertad, que puedan cambiar su mente y romper los esquemas que limitan el desarrollo y la evolución humana.

Rate This Article
Author

Estudiante de Ingeniería Informática en la Universidad de Camagüey, apasionado de la Ciencia y la Tecnología. Seguidor de la neutralidad de la red e Internet, promotor de las libertades y derechos humanos así como la libertad de expresión.

haniel@gmail.com

No Comments

Leave A Comment