HomeArtículosTrabajo infantil en escuelas cubanas
IMG_20160608_151525

Trabajo infantil en escuelas cubanas

En Cuba tanto el gobierno como algunos ciudadanos se vanaglorian que la educación es totalmente gratuita y no es menos cierto que oficialmente no pagamos las matrículas ni la base material de estudio, aunque yo me pregunto ¿Será esto totalmente cierto? ¿Quién paga nuestros estudios?

¿Será San Castro?, ¿será el gobierno?, ¿será el Partido Comunista? De chicos nos enseñan de que si son ellos y que debemos siempre estar muy agradecidos por ser tan generosos, es un error dejarse llevar por palabras bonitas, yo hasta hace poco pensaba que sí, pero ya mis ojos están abiertos y no pienso que sea así como lo pintan estos señores. Eso tiene un nombre y se llama populismo palabra poco usada en Cuba y que dudo muchos sepan su significado, no son más que lindas frases para ganar popularidad, cosa en la que son expertos la cúpula que nos dirige.

El dinero para pagar la educación en Cuba sale de los bolsillos de los millones de trabajadores que cobran algo más que un estipendio para sobrevivir, también de los propios estudiantes que son obligados muchas veces hacer trabajos totalmente gratuitos como lo muestran las imágenes que aparecen en este artículo. Son niños de la enseñanza secundaria especial con algunas dificultades en el aprendizaje, de edades que oscilan entre 12 a 15 años, con utensilios peligrosos como machetes y guatacas, trabajando en los exteriores de una  escuela situada en la calle Fran País Final, custodiados por uno de sus profesores que es el que le reparte los quehaceres mientras el observa como sus alumnos hacen el trabajo duro.

Como si no hubiera en Cuba personas adultas y trabajadores desempleados que hagan ese trabajo, aunque eso implicaría contratar a un jardinero o a varios y son salarios de  más que tienen que pagar y el director del centro prefiere ahorrarse el presupuesto que el Estado le asignó para todo el año, prefiriendo mano de obra gratuita, menores de edad que bien pudieran estar en un aula estudiando,  aprendiendo, navegando por internet o simplemente jugando como suelen hacer los niños de su edad.

Pero no solo los estudiantes cubanos en ocasiones se convierten en jardineros, también en auxiliares de limpieza y pintores porque son ellos los encargados de limpiar y pintar sus aulas y algunos pasillos de los centros escolares. Es bueno en parte que los preparen para la vida que les espera, pero lo que no está bien es que los utilicen de esa forma. Existen otros métodos para enseñar como talleres o actividades prácticas donde pueden aprender y practicar algunas tareas.

Muchas ocasiones los padres saben que sus hijos son sometidos a estos trabajos y se convierten en cómplices, debido a una actitud machista que impera en la sociedad cubana, y pues piensan que así sus hijos se convertirán en mejores hombres para el futuro y no les importa que son obligados hacer trabajos forzados.

Cada persona en la sociedad tiene su rol y el de un estudiante es aprender y ganar conocimientos para ser un futuro profesional altamente calificado. Y trabajar de gratis no es nada correcto al no ser cuando sea por convicción o deseo de una persona.

Y no solo los estudiantes de secundaria son víctima de estos abusos, la semana pasada los estudiantes de las ciencias médicas fueron coaccionados por los directivos de la universidad para que fueran a la siembra de caña en forma de trabajo voluntario, pero que si no iban no serían estudiantes integrales como si eso no fuera una amenaza. Ni que la azúcar fuera gratis en Cuba, luego tenemos que comprarlas en los mercados.

Estos incidentes solo me hacen llegar a una conclusión, los ciudadanos en Cuba somos una especie de esclavos modernos, trabajamos prácticamente de gratis para sustentar un modelo que no se sabe si es socialismo o capitalismo y para mantener a la familia imperial de Castro Sultán.

Rate This Article

Informático, ex estudiante de la Universidad de Ciencias Informáticas de La Habana (UCI). Vive en la provincia de Sancti Spíritus (Cuba).

ycanlibre@gmail.com

No Comments

Leave A Comment