HomeArtículosPandemia cinematográfica
?????????????

Pandemia cinematográfica

La población capitalina se ha visto afectada por la desaparición paulatina de los cines con que contaba cada municipio, lo que ocasiona que cuando alguien desea ver un filme de estreno o algún otro de calidad, tenga que  trasladarse fuera del barrio para lograrlo.

Hasta los años 80, cada distrito contaba con más de 10 cines, según fuera la extensión del territorio, a los que asistían niños, jóvenes y adultos, según el argumento de la película y los gustos de cada cual. Además, siempre existió la llamada matiné infantil que se exponía los sábados y domingos en el horario matinal para el disfrute de los más pequeños y también la puesta en escena de estrenos cinematográficos  que ingresaran al país.

Solamente lo que hoy es el municipio 10 de Octubre poseía entre otros, los siguientes cines: “Florida”, “Moderno”, “Dora”, “Atlas”, “Santos Suárez”, “Mara”, “Santa Catalina”, “Luyanó”, “Tosca”,  “Alameda”, “Los Ángeles”, “Mónaco”, “Apolo”. Con el transcurso del tiempo y la falta de atención al mantenimiento de esas salas, se llegó a su deterioro total.

Esos recintos  estuvieron dotados de excelentes pantallas, cómodos asientos, aunque fueran de madera en algunos casos, aire acondicionado, pisos con alfombras  y otras comodidades para quienes les visitaran, siempre con la afable atención de un trabajador que con una linterna se encargaba de guiar y acomodar al espectador. Pero poco a poco, al llegar al deterioro extremo, algunos  fueron destinados a otro tipo de actividades diferentes a las originales.

Muy pocos fueron restaurados,  la mayoría pasaron a ser plazas culturales, parqueos de carros (como el “Cuatro Caminos”, en Centro Habana), o espacios vacíos y abandonados. Al “Santos Suárez” lo convirtieron en  un agro mercado,  “El Tosca”, víctima de un incendio, al ser demolido totalmente, pasó a  una de las cadenas recaudadoras de divisa del país y transformado en una tienda, el “Apolo”, también en la barriada santos sureña, en centro de captación para estudiantes de magia o lugar donde se brindan funciones de payasos y títeres;  los de peor destino fueron dos que estaban en la calle San Rafael,  el “Dúplex” y el “Rex Cinema” que desde hace más de quince años son locales que sirven de depósito de desperdicios y refugio para insectos y roedores, lo más triste es que se encuentran en el famoso bulevar de la calle San Rafael, lugar asiduamente transitado por miles de personas, incluyendo los turistas que visitan la capital. El “Miami”, (al cuál le cambiaron el nombre por el de “Bayamo”) ubicado en la calle Belascoaín,  pasó a ser primero una sala de video, pero después fue transformado en una tienda dedicada a la venta de muebles exóticos.

Por suerte el “Alameda”, situado en la avenida de Santa Catalina, aún se mantiene activo, pero sin las condiciones propicias. Sólo los cines que se encuentran en el Vedado mantienen de alguna manera las estructuras como tal, aunque algunos han pasado a ser salas de teatro.

La población cubana siempre fue conocida como de alta cultura cinematográfica y aunque el avance tecnológico actual de alguna manera puede reducir la asistencia de los amantes de las salas oscuras, no es menos cierto que la ausencia de espacios de éste formato, reduce las posibilidades a aquellos que no poseen una PC o un DVD para dedicar  su tiempo libre a recrearse con los filmes exhibidos en la pantalla grande.

He aquí, en la foto, el ejemplo de un cine que en todas sus funciones lograba llenar sus asientos, aunque fuese día entre semana. El cine “Apolo”, hoy a pesar del esfuerzo por mantenerlo  útil dentro de la comunidad, no por ello deja de mostrar el poco interés del gobierno local por arreglar su fachada despintada a la vista de todo aquel que por allí transita, sobre todo aquellos que ya peinamos canas y que allí disfrutamos en nuestra juventud de filmes famosos e íconos del  celuloide.

Rate This Article

Periodista Independiente y activista del Comité Ciudadano por la Integración Racial (CIR). Realizó cursos de periodismo en la Universidad Internacional de Florida (FIU).

bloguerosdeaulas@gmail.com

No Comments

Leave A Comment