HomeArtículosOpiniones juiciosas
A man watches US President Barack Obama talking on TV about the reestablishment of full diplomatic ties with Cuba, in Havana on July 1, 2015. President Barack Obama announced that the United States and Cuba will re-establish full diplomatic relations, severed 54 years ago in the angry heat of the Cold War. The US president and Cuban state television simultaneously announced the landmark agreement, aimed at easing decades of enmity across the narrow Straits of Florida. Under the deal, embassies in Washington and Havana will be reopened as soon as July 20, in what Obama described as a "historic step forward," and a "new chapter" in US relations with Latin America.   AFP PHOTO / YAMIL LAGE / AFP / YAMIL LAGE

Opiniones juiciosas

Todavía en cada calle transitada, en cada grupo de personas reunidas en una cola, acera o salidas de centros de trabajo, mientras esperan la atención en  hospitales, todas las conversaciones giran alrededor de la visita efectuada a la isla por el mandatario estadounidense Barack Obama.

Con su estilo sencillo mostró dominio como orador y diplomacia. Reveló todo lo que aprendió durante la relación estrecha con la comunidad donde trabajó de joven, su preparación como abogado y su experiencia en la política de su país.

Algunos de los que opinan, miran hacia los lados, en búsqueda de intimidad para poder expresar su sentir, porque dado que en el país no es permitida la libre expresión,  siempre puede aparecer alguien dispuesto a mostrar su respaldo al régimen y exteriorizar con  una grosería su patrioterismo; pero el cubano cada día que pasa va perdiendo el miedo, peca por la lengua y  al pan le dice pan y al vino, vino.

Las personas de más edad,  pensaron que la anunciada visita nunca se realizaría después de 88 años, y al constatar la realidad del acontecimiento, manifestaron con entusiasmo su cariño y respeto hacia el gobernante, su familia y la delegación acompañante. A muchos les llamó la atención que viajara no sólo con su esposa e hijas, sino también  con su suegra, quiso que su familia disfrutara de Cuba y su pueblo.

Sus palabras revelaron el regocijo de estar en La Habana, recibir una bienvenida sincera y que su población le saludara francamente, sin hostilidad ni rencor. La capital le abrió sus brazos, emparentada con la lluvia de bienvenida que regaló la naturaleza.

Todos comentan sobre la exactitud al hablar, su habilidad en responder a la prensa, el dominio de los temas abordados, la serenidad que mantuvo todo el tiempo y la cortesía demostrada. Incluso el discurso que dirigió al pueblo cubano fue sabio, lleno de respeto y transparencia. Pero no fue retrasmitido como otros, ni analizado en la Mesa Redonda de la televisión cubana, ni siquiera se publicó en los medios de prensa escrita.

El pueblo en general, sin conocer detalles de su recorrido, estuvo atento todo el tiempo,  por las vías principales de la ciudad, prestos, por si pasaba cerca de donde estuviesen para saludarle. Estudiantes, trabajadores y vecinos de las áreas visitadas disfrutaron verle cerca. Otros se mantuvieron a la expectativa ante sus televisores para no perder ni el mínimo detalle en las trasmisiones de encuentros con personalidades gubernamentales, religiosos, artistas, deportistas y todo aquel con quien se encontrara a su paso.

Obama también quiso saborear nuestra comida criolla en un restaurante privado de la calle San Rafael en Centro Habana, fue recibido con júbilo no solo por los trabajadores del lugar, sino también por los vecinos de la zona.

Rate This Article

Periodista Independiente y activista del Comité Ciudadano por la Integración Racial (CIR). Realizó cursos de periodismo en la Universidad Internacional de Florida (FIU).

bloguerosdeaulas@gmail.com

No Comments

Leave A Comment