HomeArtículosPromesas incumplidas

Promesas incumplidas

La historia tan predecible como siempre, dejándonos evidencias tangibles y referentes, para al pasar el tiempo tener motivos suficientes para un estudio oportuno. Pero no pensó suficiente este señor omnipresente, que un día la misma historia que tanto le sirvió de escudo y de morada, le pasará factura.

El 26 de julio de 1953 una fecha que trascendió en la historia de Cuba. Ese día murieron muchos cubanos en manos de Fidel Castro y sus seguidores, cuando decidieron asaltar el Cuartel Moncada. Este hecho lo llevó a prisión como es lógico, donde se suponía que debía ser justiciado por los asesinatos que cometió.

El joven Fidel por aquel entonces ya era Licenciado en Derecho Civil y decide asumir su propia defensa. El juicio tuvo lugar el 16 de octubre de 1953. Su alegato de autodefensa quedó registrado para la posteridad como ” La historia me absolverá “. Este documento se convertiría años después en su programa de gobierno, recogía los males que padecía Cuba en esos años. Los padecimientos descritos por Fidel fueron: problema de la tierra, industrialización, vivienda, desempleo, educación y salud. No es menos cierto que después del triunfo de la revolución algunos de esos males fueron de cierto modo remendados. Por ejemplo, en Educación es obligatorio que los niños asistan a las escuelas para ser adoctrinados en principios comunistas y manipulados ideológicamente. Un segundo ejemplo, la salud es gratuita y pública para todos, pero hay que ver las condiciones de nuestros hospitales y la situación laboral de los profesionales de la salud.

En Cuba, comprar una casa es bien complejo porque el salario promedio es de 20 dólares al mes, además carecemos de un sistema de rentas de casa, lo que obliga a los jóvenes a vivir con sus padres. Actualmente hay una elevada tasa de desempleo, aunque el gobierno poco divulga el asunto y se maneja en total discreción. Señor Fidel, ¿cuántas promesas incumplidas?, ¿cuántos errores cometidos?, siempre culpando a otros de tu incapacidad, nos arrastraste a la quiebra y aun así no eres capaz de retirarte. Ya tuviste tu oportunidad y no lograste. Ya no necesitamos tus reflexiones ni los desvaríos de tu avanzada edad. Esta vez la historia no va a absolverte.

Rate This Article

Informático, ex estudiante de la Universidad de Ciencias Informáticas de La Habana (UCI). Vive en la provincia de Sancti Spíritus (Cuba).

ycanlibre@gmail.com

No Comments

Leave A Comment