HomeArtículosObama, trabajo social y totalitarismo
obama-a-cuba

Obama, trabajo social y totalitarismo

Al conocer cómo se formó el jefe de gobierno más famoso del mundo, Barack Obama, parece lógico que llegara a obtener el éxito que hoy disfruta, a partir de su experiencia en el trabajo social desplegado desde sus años como estudiante, venciendo todos los inconvenientes que se le presentaron durante la niñez. Siempre con el pensamiento de servir a su comunidad y sobre todo a los pobres, estudió arduamente hasta obtener resultados positivos en su encomienda, escogió la carrera de derecho, que le ayudaría en sus objetivos. Sus familiares más allegados y su esposa le apoyaron de manera incondicional para que sus sueños se hicieran realidad.

Pero el desarrollo de Obama y otros ciudadanos que se destacan en los diferentes campos de la sociedad norteamericana, tiene poco que ver con la situación que enfrentan los cubanos la cual impide que un ciudadano cualquiera, un perfecto desconocido, dedique su tiempo y energías a ayudar a otros si no es parte de un programa gubernamental. Obama va a visitar un país en que sus ideales juveniles le hubieran acarreado algunos problemas, quizás el Presidente sepa o no que:

1.- Los cubanos mayores de sesenta y cinco años, edad de jubilación, que no han tomado el camino del alcoholismo, las drogas, o la mendicidad, aunque deseen trabajar por el mejoramiento de la economía familiar, encuentran impedimentos diversos para alcanzar  empleo y algunos solo logran puestos de custodios.

2.- Para integrar un equipo deportivo, colectivo cultural o desempeñarse como artista en cualquier manifestación, la persona debe contar con el aval que acredite su identificación total con el proceso revolucionario y el Partido Comunista.

3.- Los invidentes y minusválidos que no simpatizan con el gobierno son privados de asistencia social o derecho a integrarse a proyectos o instituciones de beneficencia.

4.- Los opositores pacíficos, periodistas independientes y líderes de proyectos sociales independientes viven bajo constante vigilancia personal y telefónica, y sus conversaciones son grabadas e interrumpidas constantemente.

5.-  Mientras se deterioran los contenedores de prendas de vestir y calzado donados a la isla, se insta a  trabajadores de determinados centros para que cooperen con la donación de este tipo de artículos a escuelas u hogares de niños y jóvenes sin amparo filial.

6.-  Existen personas que reciben solo $80.00 MN (Moneda Nacional) por concepto de Seguridad Social.

7.-  No hay respaldo económico a las madres solteras  imposibilitadas para  trabajar.

8.-  Existen medicamentos  que no son garantizados en la moneda nacional y deben ser adquiridos en farmacias en divisa. Muchos de ellos entran al país como donaciones y salen a la venta en farmacias especializadas con precios en moneda convertible.

9.- Los opositores al gobierno son expulsados de sitios públicos donde se celebran actividades culturales.

10.- Ser negro o negra es el principal motivo para  detención  en las calles,  porque en las academias de la policía les instruyen a los oficiales que el mayor potencial delictivo es de tez oscura.

11.- Es casi un delito tomar fotos en las calles a cualquier situación anormal que involucre a la población civil.

12.- La mendicidad es un problema social cada vez más extendido. La neo lengua cubana les llama deambulantes.

13.- Las instalaciones hospitalarias de atención a ciudadanos cubanos carecen de las condiciones mínimas de higiene  e instrumental.

14.- Las penurias sufridas por el pueblo generan un manto de corrupción abarcador de todas las esferas, lo que intensifica el deterioro de los valores éticos y morales.

15.- Al cabo de más de cinco décadas sin apenas construir viviendas, proliferan los barrios marginales y el hacinamiento.

16.- El estado de las calles y avenidas es deplorable y sólo se reparan cuando alcanzan el máximo de deterioro o se espera la visita de una personalidad ilustre.

17.-  El sistema  educacional  no posee  las  condiciones ni herramientas propicias para la formación de generaciones futuras.

18.- El acceso a las nuevas tecnologías (Internet) en los hogares llegará a algunas personas como un estímulo revolucionario y no como un derecho de todos los ciudadanos.

En Cuba hay por hacer mucho del trabajo que realizó Obama en Chicago por el bien de su comunidad, pero los ciudadanos cubanos no tienen la libertad para actuar por sí mismos y a los problemas sociales se agregan las trabas políticas y burocráticas.

Rate This Article

Periodista Independiente y activista del Comité Ciudadano por la Integración Racial (CIR). Realizó cursos de periodismo en la Universidad Internacional de Florida (FIU).

bloguerosdeaulas@gmail.com

No Comments

Leave A Comment