HomeArtículos¿Un buen padre?

¿Un buen padre?

Hace unos días compartía un café con un matrimonio de excelentes amigos y me mostraban un regalo que habían recibido recientemente. Se trataba del libro “Los pecados de mi padre”, escrito por Sebastián Marroquín, hijo del narcotraficante Pablo Escobar.

En el texto el joven pacifista no intenta redimir a su padre ni mucho menos justificarlo, por el contrario aporta numerosos elementos para que Pablo no sea mitificado como un “benefactor de los más humildes”, sino como la persona sin escrúpulos, fría y calculadora que sin dudas fue.

No obstante, se resaltan también los cuidados y desvelos que como padre siempre mantuvo en cuanto al trato con su familia y en especial con sus hijos.

Esto me recordó algo que he oído reiteradamente incluso en la voz de reconocidos artistas, deportistas, dirigentes y personas comunes que de una u otra forma han conocido a Raúl Castro y a su familia o han escuchado historias al respecto.

Es voz populi la opinión bastante generalizada de que el actual Presidente cubano tiene un trato hacia sus allegados muy cálido, incluso muchos enfatizan en la diferencia que en este sentido tiene con su hermano Fidel, quien al parecer ha vivido siempre más ensimismado en sus asuntos políticos sin demasiado tiempo para los temas familiares.

En cualquier caso, lo que me llama profundamente la atención es que los defensores de Raúl solo puedan echar mano de lo “buen padre” o abuelo que pueda ser a la hora de hacer balance de su gestión con presidente o de su idoneidad para el cargo.

Por supuesto que no ignoro las reformas que implementó al principio de su ejercicio como anulaciones obvias de prohibiciones ilógicas que nos habían acompañado hasta entonces, como voluntad del propio gobierno del que siempre formó parte.

Pero volviendo al comentario del buen padre, la pregunta que me hago es ¿Cuántos buenos padres existen en Cuba?, el mío  por ejemplo, el tuyo, el de aquel otro. Si esa fuera la condición necesaria para estar al frente de la nación en cada barrio encontraríamos unos cuantos jefes de Estado.

De hecho considero que debe ser mucho más difícil y meritorio ser buen padre o una buena madre cuando tienes que hacerte mago para conseguir lo necesario para que tus hijos puedan comer y vestirse. La mayoría de los cubanos conocen bien esas dificultades que paradójicamente son el resultado de las decisiones de este par de “buenos padres”.

Rate This Article

Es fundador y presidente de la organización Somos +. También es colaborador de proyectos de la sociedad civil cubana como Razones Ciudadanas y Estado de Sats. De profesión, es ingeniero en Ciencias Informáticas por la Universidad de Ciencias Informáticas de La Habana (UCI). Escribe permanentemente artículos de opinión para Diario de Cuba, Cubanet. Su liderazgo lo ha llevado a ser capacitado por diversas organizaciones en países como Suecia, República Checa, Polonia, Francia, España, Estados Unidos, Perú, México, entre otros.

elieceraa@gmail.com

No Comments

Leave A Comment