HomeArtículosMendicidad e indigencia en el oriente de la isla de Cuba
?????

Mendicidad e indigencia en el oriente de la isla de Cuba

Según  la definición que aparece de la palabra “mendigo” en el diccionario enciclopédico Grijalbo, mendigo es aquella persona que vive de limosnas o implorando favores de puerta en puerta y según la definición que brinda el diccionario de Lengua Española Océano, de la palabra “indigente”, indigente es aquel que no tiene recursos para vivir, no agradable a otro.

Mediante el presente escrito queremos hacer una pequeña comparación del estado actual que presentan algunos mendigos e indigentes en el oriente de la isla de Cuba, principalmente  aquellos de descendencia afrodescendiente , los cuales se encuentran desprotegidos por el régimen, viven como menesterosos, y pordioseros implorando de puerta en puerta y de calle en calle favores de una manera humillante, mientras que el gobierno continúa actuando ante la opinión pública de forma infalible, benevolente y dadivosa, pero se olvidan de otras almas que vagan día a día reflejando en su andar la miseria, indigencia y mendicidad.

El periodista Augusto César Martín en su artículo “La indigencia es negra” que aparece en el volumen No, 2 Mayo 2014 de la revista “Identidades”, explica claramente: como a pesar que las estadísticas ubican a la población afro descendiente como minoría, la realidad expone a este grupo como el más perjudicado, por la crisis económica del sistema quedando así los afrodescendientes como la mayoría dentro de la masa de los indigentes, y personas sin hogar.

Seguidamente en el mismo artículo aparece una frase del ensayista, historiador y politólogo Manuel Cuesta Morua donde dice que: La indigencia en Cuba tiene un color: “Es de racial, es casi una indigencia étnica, no se puede decir que todos los indigentes son de raza negra, pero lo que predomina es la presencia de la raza negra”.

Estoy totalmente de acuerdo con lo expresado por ambos escritores ya que si analizamos detalladamente como viven en la actualidad en Cuba varios mendigos e indigentes podemos ver que en su mayoría son negros o mestizos, estos no tienen mucha atención por el estado, y en muchas ocasiones les han quitado sus pensiones de seguridad social sin darles ninguna explicación y en otros casos solo les pagan ciento cincuenta y ocho pesos cubanos para que ellos puedan satisfacer todas las necesidades básicas que tienen como ciudadanos, siendo esto un total flagelo para esas personas, porque no es un secreto para nadie que vivimos en un país  donde el estado organiza, dirige y fiscaliza la actividad económica nacional, teniendo como objetivo permanente y principal el que predomine la centralización de la economía, de esa forma solo se benefician aquellos que poseen altos cargos en el gobierno, olvidándose así de otros individuos que también tiene el derecho de satisfacer sus necesidades materiales y el real desenvolvimiento de la persona humana.

En el oriente del país se puede palpar con total veracidad esa realidad antes explicada con la manera de vida de los mendigos e indigentes principalmente de raza negra, estos no tienen forma de poder progresar, duermen en las calles, se alimentan de los restos de comidas y sobras de otras personas.

El estado en varios casos los tienen catalogados como “alcohólicos, locos o personas peligrosas” y no quieren reconocer que estos están  necesitados de ayuda, afecto, atención médica y amor, pero como es lógico es  mejor seguir disfrazando la situación de la mendicidad y la indigencia en la isla atribuyéndole características falsas a estos individuos, para así continuar demostrándole a todos mediante la opinión internacional que en Cuba no existen indigentes ni mendigos, que eso es un tema que quedó en el olvido.

El municipio más pequeño de la provincia Holguín el cual se encuentra localizado en la zona norte del oriente del país es Antilla, con una población de no más de 12542 habitantes, y por idiosincrasia los ciudadanos que habitan  en este municipio y en el resto de los municipios restante de Holguín se han caracterizado por ser “puros criollos blancos”, porque esta provincia es reconocida como una de las principales ciudades de Cuba donde existe más discriminación racial.

En Antilla podemos decir que el nivel de indigencia y mendicidad no disminuye por el contrario aumenta, y que en su mayoría también son negros o mestizos, los cuales se encuentran como pordioseros y menesterosos implorando la misericordia de alguien.

Ardua ha sido la lucha por el problema racial en la isla de Cuba, pero la realidad es que aun la desigualdad, miseria, necesidad, y mendicidad en nuestra tierra como bien lo define Manuel Cuesta Morua “tiene un color: es racial, es casi una indigencia étnica”.

Es momento de unir a este proyecto a todo aquel que sienta en su interior el deseo de luchar por la igualdad social, por los derechos humanos y además abogar porque se respeten los derechos de los afro descendientes, y otros grupos marginados en la isla, y recuperar su historia de activa participación en la fundación y desarrollo de la nación y de su cultura, como lo reconoce la Plataforma de Integración Cubana.

Rate This Article

Licenciada en Educación, especialidad en Lengua y Literatura Inglesa. Miembro del Instituto Nuevo País y del Comité Ciudadano por la Integración Racial (CIR). Realiza trabajo de campo sobre la mujer rural afrodescendiente, su representación en la economía emergente y la naturaleza particular del racismo y la discriminación.

marthadelatamayo@gmail.com

No Comments

Leave A Comment