HomeArtículosDemócratas cubanos en Perú
IMG_9666

Demócratas cubanos en Perú

congresoEn América Latina no suele suceder. La apertura de puertas en nuestro hemisferio a quienes trabajan por la democracia en Cuba no es un hábito de las democracias de la región. Algunas francamente débiles. Se ha producido, sin embargo, un cambio en el último año. Un grupo de demócratas cubanos que se mueven en varios planos de la comunidad civil y política han visitado varios países para intercambiar con interlocutores de la región desde diversas perspectivas, todas fundamentales, con el propósito de presentar el complicado caso de la democratización en mi país y concitar el apoyo de la región.

Colombia, Chile, Argentina, Brasil, Nicaragua, Honduras, Costa Rica, México y Guatemala, por citas algunos casos, se muestran solícitos, no hablo de sus gobiernos, para escuchar nuestra versión de los acontecimientos y sobre todo, para apostar por una opción de cambio que ya es retardada en la región. Para mí el contraste es agudo.

En el año 2000 visité Venezuela y Jamaica y la indiferencia latinoamericana y caribeña con la Cuba cívica y de los ciudadanos era palmaria. Insisto en decir Cuba, con exclusión de su gobierno, porque el sub hemisferio ha sido particularmente sensible a las pulsiones del castrismo.  Un modelo de poder obsceno fundado sobre el apellido de una familia.

Pero un país sobresale en este itinerario, que apenas comienza, en términos de la recepción a los activistas cubanos. Perú destaca en tres puntos esenciales: la sistematicidad del intercambio  ―el número de visitas de cubanos que piensan desde el futuro a este país es creciente―, la concreción de proyectos para adelantar el proceso de democratización y el nivel político de la interlocución.

Cuando viajé el pasado año, con un grupo de compatriotas de la isla, llegué directo al Congreso del Perú a una presentación auspiciada por un congresista de la nación para exponer, desde la diversidad de pareceres, la realidad de Cuba vista con la visión de los sin poder, y esbozar cómo creíamos que la sociedad y clase política peruanas podían contribuir al cambio democrático en la isla. Lo más interesante fue que nuestra visita e intercambio tuvo un impacto mediático instantáneo, aunque tenue, como testimonio público de un tráfico de ideas que fue  algo más que testimonial.

Perú, ese país diverso, plural y rico, con su pisco y su exquisito ceviche, es quizá la sociedad que está más preparada en la región, quizá por la fuerza que va adquiriendo allí el liberalismo político, para la interacción con los valores democráticos en un plano global. Eso facilitó nuestro encuentro con diversos líderes y grupos políticos, y al mayor nivel, como no ha ocurrido en otros países del hemisferio.

Y, lo más importante en un enfoque de mediano plazo, Perú nos dio la oportunidad de un espacio de aprendizaje esencial para fundar democracias. Gracias al Instituto Político por la Libertad (IPL) y a su programa para la formación de jóvenes líderes (UDL), en el que pude introducirme por la generosidad del IPL, enmascarado detrás de un par de afeites contra las canas, hubo allí una concurrencia de conocimientos imprescindibles para quienes intentamos reinventar la democracia dentro de Cuba. Sin saberes se limita la democratización posible por la ausencia de herramientas para interactuar con mayor eficacia en un mundo complejo, diversificado, abierto en el que lo significativo no está en las respuestas sino en las preguntas que la sociedad nos hace constantemente. Los demócratas cubanos podemos mirar a Perú con confianza.

Manuel Cuesta Morúa, Coordinador Plataforma Nuevo País, Portavoz Arco Progresista (socialdemócrata)

Rate This Article

“Aulas Abiertas” es un programa de diálogo y capacitación que, desde el 2010, fortalece los principios de liderazgo democrático entre los activistas de la sociedad civil cubana.

aa.aulasabiertas@gmail.com

No Comments

Leave A Comment