HomeAulas AbiertasArtículoLos ciclones en Cuba
Ciclones en Cuba - imagen

Los ciclones en Cuba

No tiene explicación que en el séptimo periodo ordinario de la Asamblea Nacional del Poder Popular las entidades estatales encargadas de la recuperación del país se sigan justificando por el incumplimiento de los planes de ayuda tras haber pasado una tormenta tropical. Se refleja por los medios de difusión masiva estatales que los planes de recuperación no sobrepasan el cincuenta por ciento de los daños sufridos y que se trabaja por lograr eso. No queda claro qué hacer con los recursos destinados para salir de esa crisis ni con las donaciones recibidas como ayuda humanitaria, destinadas a las personas afectadas que hoy en día sufren porque el Estado cubano les ha dado la espalda.

Cuba es una isla ubicada en el medio del mar Caribe, bajo el trópico de Cáncer en el hemisferio norte del planeta Tierra. Dada esa situación geográfica, nuestro país es vulnerable a las tormentas tropicales que se forman debido a la confrontación de las presiones bajas y altas. Estos fenómenos son conocidos como ciclones y su escala de intensidad depende de la velocidad de sus vientos y de la traslación de la Tierra.

Cuba ha sido víctima de varios de estos fenómenos naturales en los últimos años. Estos han causado grandes estragos y pérdidas de recursos al país. A pesar de que el Estado toma medidas para evitar daños mayores mediante el Comité de Defensa Nacional, estas no son suficientes y, en muchas ocasiones, tienen repercusiones a gran escala que provoca que los perjudicados no se recuperen en años.

La burocracia y el mal trabajo de las entidades estatales agravan este problema al retrasar el proceso de asignación para una recuperación que, en vez de total, termina siendo parcial. Es común que las asignaciones se realicen incorrectamente y que, por tanto, estas no cubran las necesidades de los afectados. Además de ello, los productos que se entregan suelen ser de mala calidad. Esta situación permite que cuando pasa de nuevo una tormenta tropical, esta provoca mayores daños. El Estado, además, decidió que las donaciones que reciba el país serán vendidas a los damnificados y que este definiría quiénes están autorizados a recibir este beneficio.

Cómo es posible que existan afectados por tormentas tropicales de hace más de 15 años y que el Gobierno cubano tenga la poca vergüenza de reconocer que son dejados al olvido cuando surgen nuevos afectados. Este es un hecho que se repite cada vez que pasa un ciclón por nuestro país y, como se cae en un círculo vicioso, nunca se termina de resolverle el problema de los afectados.

Rate This Article

Licenciado en Derecho de la Universidad de La Habana. Director ejecutivo de la Plataforma Juventud Activa Cuba Unida (Jacu). Abogado Independiente, asesor y consultor jurídico de la Sociedad Civil Cubana. Activista y defensor de los Derechos Humanos. Presenta varios Posgrados en Derecho Penal, Propiedad Intelectual, Derecho de Autor, Argumentación Jurídica y temas de la Vivienda. Graduado en idioma inglés. Participación en varios encuentros de Bibliotecarios Independientes y Curso de Diseño de Proyectos, además de los Cursos Itinerantes de Gestión de Proyectos.

jpip1983@gmail.com

No Comments

Leave A Comment