HomeAulas AbiertasArtículoMujeres vulnerables por su orientación sexual
Mujeres vulnerables por su orientación sexual - imagen

Mujeres vulnerables por su orientación sexual

Según las Organizaciones Internacionales que luchan por los derechos sexuales y reproductivos de la mujer, las mismas poseen la libertad en primer lugar, de elegir libremente su estado civil, como tener la libertad de formar una familia y poder decidir sobre el momento de la maternidad. Tienen el derecho como ser social de expresarse libremente según su orientación sexual.

En Cuba, mayor isla del Caribe insular, con una población envejecida, existe un grupo de mujeres que son violentadas por el sistema social, de una forma solapada y sin percepción por las afectadas, hablamos de la comunidad de mujeres lesbianas, grupo vulnerable de cualquier sociedad; mujeres que han decidido mantener relaciones sexuales solamente con otras mujeres. Sin embargo, estas mujeres tienen el “don” de la procreación y tienen el derecho de crear una familia y reproducirse. No es el caso de la comunidad de gay que son hombres que mantienen sexo con hombres solamente y no pueden reproducirse por su biología

En el verde caimán como también se conoce a la isla de Cuba, la reproducción asistida, o reproducción en vitro no está disponible para esta comunidad de mujeres, pues se debe cumplir con un grupo de pasos antes de solicitar la fertilización de un ovulo.

El primer paso es ser un matrimonio con más de 3 años intentando la procreación, sin tomar píldoras anticonceptivas. Pero, ya aquí tenemos los dos primeros problemas, uno que dos mujeres no pueden intentan procrear, y segundo las leyes cubanas no aceptan la unión legal de dos personas del mismo sexo. Además según los protocolos cubanos, se debe hacer una recolección de esperma o semen de la pareja para proceder a la fecundación del ovulo, se puede emplear el banco de esperma, si el esposo autoriza, otra tarea que no se puede cumplir en el caso de una pareja de lesbianas.

Analicemos la situación desde otra arista, en la Constitución vigente en Cuba se lee:

ARTÍCULO 41.- Todos los ciudadanos gozan de iguales derechos y están sujetos a iguales deberes.

Analizando lo anterior, a esta comunidad de mujeres se le ha estado violentando de forma burda sus derechos constitucionales. Todas las personas somos iguales en dignidad y derechos más allá de lo que nos diferencia: raza, color de la piel, sexo, origen nacional, preferencias políticas, religiosas, ideológicas o sexuales.

Muchas personas quizás no hayan pensado en esta situación, pero es real, no solo para Cuba, sino para muchos otros países del orbe, y de la región; debemos pensar en todos los factores sociales que conforman la sociedad, si queremos crear una nueva era más justa, debemos pensar detenidamente en todo, pero muy en especial en nuestras mujeres.

La orientación sexual no define las cualidades sociales de ningún individuo, no debemos aislar o violentar a ningún ser humano, por su definición de rol sexual o sexualidad. Las mujeres lesbianas también tienen el derecho de procrear y que le llamen mamá, siempre debemos pensar que dos mamás es mejor que ninguna.

Es hora de abrir nuestros corazones y dejar que el ángel del amor llegue y nos abrace; que la sociedad analice cuan violenta puede ser, por eso le proponemos que, apoyemos a los miembros de la comunidad LGBTI.

Rate This Article

Director General del Proyecto Shui Tuix, coordinador nacional de la Plataforma Reflejos de Cuba y editor jefe de la revista independiente para temas LGBTI, Reflejos.

nfernandez@aulasabiertas.net

No Comments

Leave A Comment