HomeAulas AbiertasArtículoLos auténticos actores del cambio
Actores del cambio - imagen

Los auténticos actores del cambio

“Cambiar la conciencia política del pueblo serbio es nuestra ambición”. Luego de que expiró el mandato de Slobodan Milosevic en 1997, este se autonombró presidente de Yugoslavia, y realizó cambios en la constitución para poder ejercer este cargo dos veces más, pero algunos estudiantes se comprometieron a asegurar que esta legislatura seria su última. El 1 de octubre de 1998, un puñado de participantes estudiantiles se unió en Belgrado y formaron la organización llamada Otpor (Resistencia). Los esfuerzos de Otpor sirvieron de base para el fracaso del dictador Milosevic y su caída.

La participación de los jóvenes ha sido fundamental en muchos procesos de liberación a lo largo de la historia en muchos países. Las organizaciones juveniles son eslabones fundamentales de resistencia y desobediencia en las luchas pacíficas contra regímenes dictatoriales. Es su espíritu rebelde e innovador el que los hace imprescindibles.

La juventud cubana ha sido una de las principales víctimas de los Castro, limitados en todas las esferas de la vida, incitados por una sociedad hostil a cobijarse en las drogas y la violencia, carentes de un presente claro que les ofrezca oportunidades reales en el futuro. Pero con la fe y perseverancia de cumplir sus sueños. Muchos, optan por emigrar a otros países, otros escogen delinquir para sobrevivir. Lo cierto es, que la única opción de construir un mejor mañana para todos, es hacer que el cambio se dé, por necesidad y por conciencia, por honrar el legado que nos dejaron los miles de jóvenes que hicieron la diferencia.

Participar activamente en el futuro político de nuestro país, no significa solamente militar en las filas de una u otra organización opositora, aunque organizarse sería lo más adecuado, pues solo se llega a la victoria en la lucha no violenta con los números.

En Cuba las organizaciones estudiantiles que son reconocidas y que dicen defender los intereses de los jóvenes, no son más que marionetas del Estado, la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM) o la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), carecen de autonomía y autenticidad, excluyen a quienes piensan diferente y para nada son una plataforma de democracia, derechos humanos y libertades.

Cada joven es un líder en potencia. Las ideas más novedosas, las aptitudes más tenaces provienen de los más inexpertos, de los que tienen mucho que perder e infinidades de cosas por ganar, ellos son el futuro del mundo y la responsabilidad de que sea un lugar mucho más favorable también está en ellos y en las decisiones que tomen el día de hoy, no es una alternativa, es un deber.

En la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) priorizamos a los jóvenes, porque creemos en ellos y sabemos que son un factor determinante en nuestra lucha. Los proyectos que realizamos les brindan herramientas de superación para que crezcan como seres humanos y puedan elegir si continuar ausentes o cambiar el curso de sus vidas. Estamos conscientes de que todos los procesos no son iguales y que los tiempos tampoco son los mismos, pero las dictaduras continúan causando el mismo terrible daño a las personas, es por eso que resulta no necesario, sino urgente que se sumen los más nuevos a la lucha por la independencia y democratización de nuestra patria.

Rate This Article

Joven activista de Derechos Humanos de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), tuitera y editora audiovisual.

yadirasd01@gmail.com

No Comments

Leave A Comment