HomeAulas AbiertasArtículoLa generación de los cambios
Jóvenes, agentes de cambio - imagen

La generación de los cambios

La juventud inquieta, idealista y rebelde ha sido a lo largo de la historia un factor fundamental de cambio en las luchas por la libertad y el bienestar de las naciones. Nuestra patria no ha estado ajena a esto.

Mucha sangre joven se derramó en la manigua cubana en las guerras por la independencia. Jóvenes eran en su mayoría quienes se enfrentaron a los dictadores Gerardo Machado y Fulgencio Batista y muchos murieron o fueron condenados a larga y cruel prisión por enfrentarse desde sus primeros años al régimen totalitario de Fidel Castro.

Hoy sacrificados y valientes jóvenes que han seguido los pasos de los hombres y mujeres disidentes que han labrado el camino a la libertad enfrentan en primera fila a la tiranía de corte estalinista que oprime y explota a nuestro pueblo.

Es cierto que nuestra juventud no ha demostrado las energías y el empuje característico de la edad y que muchos se esconden tras la efímera esperanza de la ocurrencia de un cambio, pero no batallan para conseguirlo, esto es comprensible si tenemos en cuenta que el estado cubano en el poder por más de 50 años posee el monopolio de la información y la educación en función de crear ciudadanos dóciles, analfabetos políticos y cívicos.

Los jóvenes cubanos y sus padres jamás han practicado el ejercicio pleno de las libertades ni la democracia. Tampoco han ejercido derecho alguno debido a que nacieron en un país bajo un sistema de gobierno donde casi todo es prohibido excepto lo que es obligatorio.

Al hombre nuevo el castrismo mató y dañó su espíritu, lo moldeó temeroso, amoral, dispuesto a huir, pero no a luchar y lo adoctrinó hasta convertirlo en un experimento social, en una especie de enfermo que padece “el síndrome de desesperanza inducida”.

Sin embargo, con el auge de las tecnologías cada vez son más los medios alternativos de información y sin duda los jóvenes son el grupo de edad que más los aprovecha.

En las circunstancias actuales ya enfrentamos un nuevo contexto histórico, al que le ha llegado su etapa de cambio. Por más que se esforzó el castrismo, no pudo matar toda la virtud entre los buenos cubanos.

Muchos no ha entendido aun, que solo la juventud puede convertirse en el impulso de la nación cubana, que es deber de la generación naciente garantizar una nación fructífera para las venideras, pero otros ya han tomado la decisión de desempeñar el papel que le corresponde; y esas virtudes van renaciendo, se expanden y se consolidan en centenares de jóvenes que van asumiendo el compromiso con la patria y con la historia de luchar por una Cuba libre, justa y próspera y aceptar su compromiso de convertirse en la generación de los cambios.

Rate This Article

Joven de Santiago de Cuba. En el marco de los proyectos juveniles de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) participó por primera vez de los talleres sobre redacción de prensa y después de su participación se incorporó como miembro de la organización.

dailyfischer@aulasabiertas.net

No Comments

Leave A Comment