HomeAulas AbiertasArtículoEl arte de embaucar
El arte de embaucar - imagen

El arte de embaucar

Se asegura: “El que persevera triunfa”. Le añadiría: “si piensa y ejecuta correctamente”. El ejemplo más loable es el de, Abraham Lincoln.

Analicemos, la persistencia del gobierno en planes y batallas y los copiosos resultados que arrojaron. Encabezadas, antes por el invicto comandante, ahora por el General con sus manoseados “lineamientos”

Veamos:

 “Disecación de la Laguna del Tesoro” (1959): ingenioso y sublime plan. Disecar para proceder a la siembra de arroz. Hasta se conformó la empresa que se encargaría del trabajo. Al no aparecer el dinero la idea fue desechada. ¡Imaginan el desastre ecológico que hubiera causado tamaña genialidad!

“Pastoreo Racional Voasint” (1965-67): permitiría el desarrollo incesante de la masa ganadera en Cuba. Alimentarían al ganado con hierba. Aspiraba hasta exportar carne de res.

A la par se pretendía desarrollar a planos inimaginables la producción de leche. Fidel aseguró que para 1970 se contaría en Cuba con 8 millones de vacas lecheras y se producirían más de 30 millones de litros diarios. Superaríamos a Holanda y Francia en la producción de leche y queso.

Resultado: comer carne de res en Cuba, no solo es un delito, sino que un crimen de lesa humanidad. Desde los años 80 el famélico estado en que se encuentra el ganado vacuno es tal que da lástima sacrificarlo. Para que hablar de la leche y el queso. Ni los niños mayores de 7 años tienen posibilidad de tomarse un vaso de ella.

“Plan Cordón de La Habana” (1968-69): pretendía establecer un cerco de árboles frutales alrededor de la Capital. ¡Exportaríamos frutas naturales y en conserva!  Se construyeron cientos de “Fruti-Cuba” para que el pueblo pudiera disfrutar los deliciosos jugos.

Resultado: comerse ¡un mango! en Cuba es un lujo. El precio de mangos para cuatro personas puede conllevar al gasto del salario del día de un profesional cubano.

 “La Zafra de los 10 millones” (1970): estábamos en 1970 y ni carne, ni leche, ni frutas, ni desarrollo vertiginoso. Si una avasalladora inflación donde una caja de cigarros costaba hasta 20 pesos (de los “duros”), una libra de frijoles negros 22, un par de botas rusas 120 y así por el estilo.

Era necesario algo nuevo y alentador. La “Gran Zafra”, 10 millones de toneladas de azúcar. Ahora si se daría un salto hacia el desarrollo.

Resultado: una poderosa industria que nuestros antepasados demoraron 400 años en desarrollar se destruyó en 35. En el 2016, Cuba produjo el 19% de lo que se producía en la década de 1950. Los niveles de producción actuales se corresponden con los de la última década de 1800.

(1975-1985) África toda ocupa los deberes que la máxima dirección del país debe a los suyos. Presta más atención a la deuda externa de otros que a la situación económica que presenta la isla.

Pasan en loca carrera los sucesos de la Embajada del Perú, la defenestración del mágico “Sistema de Dirección y Planificación de la Economía” y el doloroso e innecesario sacrificio de los constructores en la isla de Granada.

“Proceso de rectificación de errores y tendencias negativas” (1986): otro ejemplo de la perspicacia del comandante. Por un encuentro fortuito descubre un hecho cotidiano, la utilización de los recursos del estado en beneficio de los dirigentes en el país.

“Plan alimentario”. Luego de 25 años se percata que existía un serio problema con la alimentación del pueblo. Llegó a decir que nuestros platanales competirían con la United Fruit Company en la exportación de este fruto.

Crea los “Contingentes”. Trabajarían, como modernos esclavos bien alimentados, hasta 16 horas diarias.

Todo culmina con el “Periodo Especial Agudo”. Cuba está en “Periodo Especial” desde 1959.

Aclaración: a pesar de la ayuda soviética el país, desde 1985, estaba en recesión económica.

“La Batalla de Ideas” (2000-2005):  último y gran combate del comandante. Creó un ministerio para ello.

Ingeniosas y brillantes ideas rodearon este postrer combate. “El Proyecto Futuro”, la “Universalización de la Universidad” y la “Revolución Energética” en el año 2005.

Año que me dio por llamar de los “Grandes Descubrimientos”. Se dio cuenta que cocinar con keroseno es antihigiénico y contaminante, que las ollas de presión ahorran combustible y facilitan el trabajo doméstico (mis padres lo averiguaron a principios de los cincuenta). Que los refrigeradores soviéticos no servían. De paso estafó con los chinos. Y que sería muy bueno que todos nos tomáramos un vaso de leche con chocolate.

La “poderosa” batalla de ideas culminó con lo que yo llamé “La Gran Purga”. Separan del cargo, empezando por su flamante ministro a: dos miembros del buró político, tres miembros del Consejo de Estado, tres vicepresidentes del Consejo de Ministros y siete ministros.

Como se puede apreciar Fidel siempre tuvo al pueblo pendiente y embaucado en alguna “luminosa” tarea. Esperanzados en que se resolverían nuestros males. El, teniendo en cuenta los frutos de sus planes y batallas, fue vencido por: “sí mismo”

Algo curioso. Todas estas maravillas se urdieron, desarrollaron y malograron, pero jamás se puso como obstáculo a su planificación y posterior fracaso el Bloqueo Estadounidense.

Fuentes consultadas:

  • Discursos e intervenciones de Fidel.
  • Periódicos Hoy y Granma.
  • Revista Bohemia.
  • Filme documental “Cuba la Bella” de Ricardo Vega
  • “En marcha con Fidel” de Enrique Núñez Jiménez
  • “Cronología 25 años de Revolución” Editora Política.

Rate This Article

Miembro del Consejo Nacional del movimiento Somos +, bloguero. Ha publicado trabajos en el Diario digital 14ymedio y es escritor del blog del movimiento. Graduado de Técnico Medio en Dirección y Planificación de la Economía.

pednika51@gmail.com

No Comments

Leave A Comment