Niñez- imagen

Niñez en Cuba

Un tema bastante polémico es el relacionado con la vida de los niños en Cuba. En una sociedad plagada de problemáticas sociales y en franca decadencia, ser niño es un desafío. La ausencia, en la mayoría de los ámbitos, y la ineficacia de las actuales políticas gubernamentales, las pocas que existen, en beneficio de la infancia y la juventud se hace evidente en las comunidades de la nación.

Difícil se hace para el niño, que tiene que afrontar sus propios desafíos en la casa, donde no cuenta con todas las comodidades necesarias para su normal desarrollo. En la escuela, con la falta de personal docente y de materiales que afectan su educación y su desempeño. En su barrio, donde aprecia las profundas desigualdades sociales que imperan en Cuba. Los niños no lo tienen fácil, aunque no puedan explicarse el mundo que los rodea y los padres no tengan respuestas a todas sus preguntas, aunque la maestra no pueda decirles cómo funciona realmente la sociedad por miedo a perder su trabajo.

El mundo cree que Cuba es el paraíso, lee informes de El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) donde Cuba aparece como un faro en cuanto a derechos de la niñez y la adolescencia, pero lo que ven es lo que los gobernantes cubanos quieren que se aprecie de Cuba. Nadie habla de los niños cubanos necesitados de una buena educación, creen que es gratuita y de calidad; si, es gratis, pero adolece de lo necesario para que los niños aprendan lo que necesitan para afrontar la vida estudiantil en niveles superiores. Creen que tienen atención médica gratuita garantizada; pero nadie habla de las penosas condiciones hospitalarias o de la falta de personal de la salud.

En Cuba los niños están necesitados de lugares para divertirse plenamente. Hay museos donde pueden aprender, pero con exposiciones poco atractivas que no estimulan el aprendizaje de los jóvenes. Existen muy pocos parques de diversiones donde la familia pueda recrearse, y lo elevado de los precios en estos lugares hace imposible asistir con cierta regularidad. Los problemas del sector del transporte se reflejan también en los más pequeños, privándoles en muchos casos asistir, en compañía de sus mayores, a espectáculos y eventos que de vez en vez son organizados para ellos.

Los precios exorbitantes de la ropa y el calzado de niños en las tiendas cubanas son otro problema que afecta a los niños, afectando el bolsillo de los padres que en muchas ocasiones no pueden pagar lo que vale un par de zapatos, sin ver comprometida la alimentación de la familia. Lo mismo sucede con los juguetes, tan necesarios en el aprendizaje de los niños, sobre todo si son didácticos, pero tan inaccesible a los salarios de padres trabajadores. Un regalo de cumpleaños o el día de los reyes magos, tradición arraigada en los cubanos, llega a ser una fecha estresante para cualquier padre trabajador en la isla.

Estas realidades son conocidas por todos los cubanos, pero ningún dirigente se preocupa por cambiar el estado de cosas. Sus hijos van a buenas escuelas a pesar de ser la misma educación pública. Asisten a hospitales como el CIMEQ o la Clínica Cira García que es lo mejor que hay en Cuba en materia de salud. No tiene que afrontar los precios de las tiendas como el resto de los cubanos y garantizan las necesidades de sus hijos fácilmente.

Los encargados de hacer realidad política públicas que garanticen el normal desarrollo de la niñez y la infancia en Cuba no tienen la menor intención de realizarlas. Se vanaglorian de los logros alcanzados en los medios de prensa, pero los niños son los que sufren las carencias que el sistema les ha impuesto desde antes de nacer.

Los niños son el futuro de nuestra nación, garanticemos hoy su futuro para que Cuba sea una gran nación mañana. Debate y expresa también tu opinión, plasma tu sentir aquí, cubano y cubana que quieres ver una Cuba diferente, mejor y nueva.

Rate This Article

Joven de la plataforma Juventud Activa Cuba Unida (Jacu). Graduado de Licenciatura en Derecho en La Universidad de la Habana en el año 2014. Se vincula a las actividades de la sociedad civil cubana durante el transcurso de los estudios universitarios. Se desempeña como miembro de la Junta Directiva en el cargo de Director de Programa. Participó del Curso de Diseño de Proyectos y del IV Encuentro Nacionales de Bibliotecarios Independientes, organizados por la Sección de Intereses de los EEUU en La Habana.

pairol1586@live.com

No Comments

Leave A Comment