HomeAulas AbiertasArtículoRégimen restringe el derecho a la libertad de tránsito a los miembros de la Unpacu
Rèimen restringe libertad de trànsito - imagen

Régimen restringe el derecho a la libertad de tránsito a los miembros de la Unpacu

Autor: Yadira Serrano

La Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) es una organización opositora que aboga por el respeto de los derechos humanos y actúa pacíficamente en contra de quienes constantemente los violan, nuestra lucha es contra la dictadura castrista, y contra sus arbitrariedades. Hace más de 4 cuatro años hemos venido desarrollando un valiente y firme activismo prodemocrático que nos ha dado un lugar y un reconocimiento dentro de la población cubana, pues nuestros métodos y proyectos son muy incluyentes, basados en el bienestar social, más allá de la política, nos preocupamos y ocupamos por las problemáticas sociales que afectan a los más humildes, al pueblo trabajador, a los cubanos de a pie.

La libre circulación de tránsito es una de las necesidades más intrínsecas en los seres humanos, todo individuo debe tener el derecho de transitar dentro y fuera de su país cuando lo estime conveniente, así como regresar a este cuando desee, siempre que tenga buena conducta y no represente una amenaza para cualquier persona o Estado. Es la naturaleza humana querer conocer diferentes lugares, con distintas culturas y es deber de los gobiernos preservar este legítimo derecho, y garantizar que se respete, justo como está plasmado en la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH).

Desde sus inicios la Unpacu y sus activistas han sido víctimas de flagrantes injusticias, de impunidades que han ido desde una golpiza por oponernos pacíficamente contra el gobierno hasta la negación de la atención médica a un preso político luego de haber sido encarcelado bajo un delito falso e infundado.

Actualmente otra de las violaciones que más utiliza el régimen es la de impedir que los miembros de la Unpacu puedan trasladarse dentro del país o salir al exterior a recibir capacitación para después regresar. Son disímiles los casos que tenemos, activistas que no se han podido mover de sus casas a ninguna parte porque afuera están las fuerzas represivas del régimen con autorización de detenerlos si lo intentan, incluso violentamente, esto sin ningún basamento legal, solo para impedir reuniones, manifestaciones, eventos o tan solo para que no lleguen a la Sede principal de la organización en Santiago de Cuba.

En el poblado Palmarito de Cauto, municipio Mella en Santiago de Cuba, desde hace más de un mes la policía política mantiene un operativo contra los opositores que residen allí, con el apoyo de otros efectivos militares impiden la entrada o salida de cualquier activista, de hecho, Martha Beatriz Ferrer miembro de la organización y del recién creado movimiento Dignidad, ha sido detenida en 3 ocasiones, aún estando embarazada.

A nuestro líder, José Daniel Ferrer García, no le permiten salir al exterior, solamente por un permiso que el gobierno le ofreció, a petición del exmandatario Barack Obama pudo viajar a mediados del año pasado. Según el régimen, la prohibición que le impusieron no expira hasta 2028.

En diciembre del año pasado, Carlos Amel Oliva Torres y Carlos Oliva Riveri miembros del consejo de coordinadores fueron detenidos por la policía política en el aeropuerto Antonio Maceo en Santiago de Cuba, para impedir que asistiesen a los Estados Unidos, donde recibirían capacitación en temas de derechos humanos, la justificación fue que tenían una “prohibición de salida”. En febrero de este año, la también coordinadora nacional Katherine Mojena Hernández fue detenida en este mismo aeródromo bajo las mismas condiciones.

Los activistas Ernesto Oliva Torres y Lisandra Robert Salazar fueron detenidos el mes pasado en La Habana donde se encontraban haciendo trámites pertinentes para solicitar visa, fueron invitados por el Instituto Político por la Libertad (IPL, Perú) para participar de un Curso sobre Juventudes. Sin dar explicación, la policía política los llevó al Centro de Detención y Deportación conocido como Vivac, donde estuvieron 3 días presos, luego los deportaron a Santiago de Cuba. Antes Katherine Mojena y yo fuimos detenidas en el municipio Contramaestre de la misma provincia con el propósito de impedir que llegáramos a La Habana para realizar los trámites para ese mismo viaje.

Esta estrategia está siendo empleada por el régimen, como parte del recrudecimiento de su política represiva para evitar que diversos miembros de la organización se reúnan en un mismo espacio, temen a las manifestaciones y protestas pacíficas que protagoniza la Unpacu y que tanto pueblo suma, pretenden evadir las capacitaciones, para que no podamos trasmitirla a la población que con tanta aceptación las recibe, pero todos esos intentos son fallidos.

Nuestro crecimiento es inminente, y la victoria está asegurada, a ellos solo les queda la fuerza porque la razón está con nosotros, inevitablemente tendrán que rendirse ante la verdad.

Rate This Article

Joven activista de Derechos Humanos y miembro del Frente Juvenil de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu). En su organización se desempeña como tuitera y facilitadora de talleres. Ha participado de los talleres del Proyecto “Cuba Tweets Joven” que coordinó su organización. Además, ha recibido capacitaciones en temas como redacción de noticias, edición de prensa y estándares internacionales.

yadirasd01@gmail.com

No Comments

Leave A Comment